Ortega recibira un dividendo de 860 M€ de Inditex

01 de noviembre de 2022

Amancio Ortega, fundador de Inditex y principal accionista con un 59,29% del capital, según los registros de la CNMV, percibirá mañana 860 millones de euros por el dividendo que la compañía textil gallega repartirá entre sus accionistas y que supone un desembolso de 1.500 millones de eurosentre todos ellos.

Compartir en:

Las ganancias de Ortega por esta compañía en concepto de dividendos y a cuenta del ejercicio de 2021 asciende con este pago a 1.718 millones de euros, 424 millones más que un año antes.
Por su parte, Sandra Ortega, hija del fundador de la compañía y segunda mayor accionista, con un 5,053% de las acciones, ingresará 146,7 millones de euros, de los que el 2 de noviembre serán abonados 73,23 millones. El grupo textil pagará 0,465 euros brutos por acción. Este importe es la suma de dos dividendos, uno complementario, de 0,165 euros, y un extraordinario de 0,30 euros.

La compañía reparte mañana la segunda mitad del dividendo. La otra parte la repartió en mayo. Este dividendo a cuenta para Inditex supone un desembolso de casi 2.900 millones, un 33% más que el que ofreció a cuenta del ejercicio de 2020 (0,70 euros por acción) y marca un máximo histórico. El reparto está compuesto por un dividendo ordinario de 0,63 euros y un dividendo extraordinario de 0,30 euros por acción. El Consejo de Administración de la compañía acordó también establecer un dividendo extraordinario de 0,40 euros por acción para el ejercicio de 2022, que se sumará a la retribución ordinaria para ser distribuida a lo largo de 2023.

Sumado a lo anterior, Amancio Ortega también ha percibido 22,27 millones en dividendos de Enagás, en la que tiene una participación del 5%, con cargo a todo el ejercicio de 2021, aunque 8,9 millones ya los cobró a través del dividendo a cuenta que la compañía abonó en diciembre pasado a sus accionistas. El resto se abonó el pasado julio.

El fundador de Inditex irrumpió en el sector energético invirtiendo en Enagás, cuando en diciembre de 2019 adquirió el 5% del capital del gestor del sistema gasista español y transportista por 281,64 millones en la ampliación de capital que la energética llevó a cabo para financiar el refuerzo de su posición en la estadounidense Tallgrass. A esta inversión le siguieron otras, como la entrada en julio de 2021 en Red Eléctrica, cuando se hizo con el 5% del capital, valorado en unos 456 millones, para convertirse en el segundo mayor accionista de la compañía, que este año ha abonado un euro por acción durante este año.
Solo un día después se dio a conocer que, a través de su brazo inversor, Pontegadea, también se hacía con el 12% del capital de Redes Energéticas Nacionales (REN), la empresa portuguesa que gestiona las principales infraestructuras de transporte de electricidad y gas natural de ese país, un porcentaje con un valor de mercado entonces de 188,5 millones.

Estas tres inversiones Amancio Ortega las hizo en compañías de sectores regulados, pero no tardaría en irrumpir en noviembre de 2021 en el sector de las renovables. Pontegadea invirtió 245 millones para tomar una participación del 49% en el parque eólico Delta, de Repsol, situado en Zaragoza, que suponía valorar ese parque en 500 millones.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda