Musk rompe el acuerdo de compra de Twitter y esta estudia la demanda

10 de julio de 2022

Musk, fundador de Tesla, quiere dar carpetazo a la compra de Twitter, luego de casi tres meses de haber lanzado una oferta de 44.000 millones de dólares para hacerse con la red social.

Compartir en:

El magnate ha comunicado este viernes que sus asesores han enviado una carta a Twitter notificando formalmente que rescinde el acuerdo de compra, después de haber solicitado formalmente en varias ocasiones información relacionada sobre el número de cuentas falsas que se encuentran en la plataforma, así como la manera de Twitter de auditar y suspender las mismas. En concreto, Musk alega que la red social ha incumplido algunas disposiciones del acuerdo y que le hizo declaraciones falsas y engañosas al momento de la firma, con lo que consideraba que eso era una "brecha" inasumible. La reacción no se ha hecho esperar y en las operaciones fuera de mercado de la bolsa de Nueva York, las acciones de Twitter caen casi un 5%, mientras que las de Tesla se revalorizan más de un 2,5%.

La respuesta de Twitter tampoco ha tardado. El presidente de la red social, Bret Taylor, ha informado que el Consejo Directivo de la compañía va a "emprender acciones legales", que serán llevadas al Tribunal de Delaware, donde se dirimen los grandes litigios comerciales en Estados Unidos (EE UU), para obligar a Musk a cumplir el acuerdo pactado. En un tuit, Taylor añadió que están "determinados a cerrar el acuerdo en el precio y condiciones fijados" con el fundador de Tesla.
En un hecho relevante, los abogados de Musk han señalado que la compañía ha fracasado o se ha negado a responder a las solicitudes de información sobre las cuentas falsas, una información que el fundador de Tesla considera esencial para poder conocer el potencial de negocio de la red social. El mercado, en cualquier caso, cree que las cuentas falsas no son la única razón que ha llevado a Musk a querer poner fin al acuerdo con Twitter, pues muchas voces aseguran que este asunto no era algo desconocido para el magnate cuando pactó la compra. Otra razón puede ser el alto precio pactado por la compra. Las acciones de la red social han caído más de un 30% desde que el multimillonario lanzara la opa sobre la compañía el pasado mes de abril, lo que le llevaría a pensar que está pagando de más por ella.

Detrás de la cancelación de la compra -que ya la había puesto en suspenso Musk el pasado mayo- también podrían estar las finanzas personales de Musk. Su estatus como hombre más rico del mundo está ligado a su participación en Tesla y cuando pactó la operación había planeado depender de sus acciones en esta compañía para ayudar a financiar la compra de la red social.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda