Acciona pierde la construcción del “tren maya”

20 de julio de 2022

El consorcio que se adjudicó la construcción del quinto tramo Sur del proyecto mexicano del Tren Maya, formado por Acciona y Grupo México, se ha quedado fuera entre decisiones judiciales y del Gobierno. El contrato de obras ascendía a 17.815 millones de pesos (unos 850 millones de euros) y ya fue paralizado de forma cautelar el pasado abril por un tribunal del estado de Yucatán, ante la denuncia de un grupo de espeleólogos de Playa del Carmen.

Compartir en:

Se actuaba en plena selva de Quintana Roo sin estar concluida la tramitación de impacto ambiental. El 18 de mayo llegó la suspensión definitiva por orden judicial, pero el Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador no renuncia a su actuación estrella.
El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), promotora de la infraestructura, ha confiado este tramo a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) una vez que se había dictaminado que se trata de un proyecto de interés público y de seguridad nacional.Desde Acciona se había manifestado plena con fianza en que el contrato seguiría en pie una vez resueltas las disputas por los informes ambientales. Sin embargo, el consorcio constructor lo ve rescindido sin causas imputables a las empresas.

El Gobierno ha desbloqueado el avance del Tren Maya con la expropiación de casi 400.000 metros cuadrados de suelo en las localidades de Tulum y Solidaridad, y la citada orden de seguir adelante desde la Secretaría de Gobernación y la de Seguridad Pública. Tal y como informó el lunes Fonatur, el presidente mexicano ya había firmado un decreto meses atrás en el que declaraba afines a la seguridad nacional las mayores obras lanzadas en las primeras fases de su mandato. Se trataba de un atajo para acelerar los procesos de revisión técnica y ambiental.

El Tren Maya, en la península de Yucatán, es la actuación del momento en México, y López Obrador no ha dudado en defenderla pese a las críticas por los daños al medioambiente. En el caso del tramo 5 Sur el Gobierno se ha abierto a compensar cualquier impacto a la naturaleza, anteponiendo el interés económico.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda