Naturgy alcanza un EBITDA ordinario de 2.184 M€

11 de agosto de 2022

Naturgy presentó hoy sus resultados correspondientes al primer semestre después de analizar, tal y como avanzó al mercado, los posibles efectos derivados de la reciente sentencia de primera instancia, recibida por su participada chilena Metrogas (55,6%). La decisión del Consejo de Naturgy fue la de aplicar el criterio de máxima prudencia en la contabilización, mientras Metrogas recurre el fallo judicial.

Compartir en:

Metrogas recibió una sentencia sobre una serie de demandas presentadas por TGN (empresa transportista argentina) y originadas en 2009, por supuestos incumplimientos contractuales en el transporte de gas argentino, cuando Argentina dejó de suministrar gas a Chile durante la crisis del gas argentino. Ante dicha sentencia, el Grupo ha incorporado los posibles efectos como provisión no ordinaria en sus cuentas del primer semestre. Metrogas anunció la semana pasada que ejercerá todas las acciones en defensa de sus intereses apelando el fallo judicial.
Independientemente de los recursos judiciales que se vayan a interponer, se ha optado por la máxima prudencia contable, provisionando la máxima cantidad que se estima podría llegarse a pagar en base a la sentencia recibida en primera instancia. El importe bruto ascendería a 312 millones de euros, y contempla tanto la reclamación de ciertas facturas, como la resolución anticipada del contrato, así como los intereses asociados. Teniendo en cuenta la participación del 55,6% que tiene Naturgy en Metrogas, el impacto en el beneficio neto es de 126 millones de euros.


Las cuentas presentadas hoy, en un escenario de máxima volatilidad, registran en el primer semestre un EBITDA reportado de 2.047 millones de euros, y un beneficio neto reportado de 557 millones. Por su parte, el EBITDA ordinario del primer semestre se situó en 2.184 millones (+11%), apoyado principalmente por el buen comportamiento del negocio mayorista de gas a nivel internacional. El beneficio neto ordinario del Grupo fue de 717 millones, un 28% superior. “En estos primeros seis meses del año hemos asistido a la extrema volatilidad que vive el mercado energético internacional, y es nuestro objetivo seguir trabajando para facilitar a los ciudadanos y a las empresas las mejores condiciones de acceso a la energía en el actual entorno de incertidumbre, como lo demuestran, por ejemplo, nuestras iniciativas Compromiso de Gas y Electricidad”, explicó el presidente ejecutivo de Naturgy, Reynés.

Evolución del semestre

• Las cuentas presentadas incluyen los posibles efectos de la reciente sentencia en su participada chilena Metrogas (55,6% de participación), que será recurrida. Aplicando la máxima prudencia, la estimación del impacto en el beneficio neto consolidado de Naturgy es de 126 millones de euros. • El semestre cerró con un EBITDA ordinario de 2.184 millones de euros (11% superior a 2021) y un EBITDA reportado de 2.047 millones de euros. El beneficio neto ordinario fue de 717 millones, mientras que el reportado fue 557 millones, tras incluir la provisión por Metrogas. • Naturgy invirtió en el periodo 721 millones de euros, un 64% más que en 2021, que se destinaron principalmente al desarrollo de redes de gas y electricidad, así como a nuevos proyectos renovables. • La compañía prosigue con su estrategia de desarrollo de una cartera de proyectos de generación renovable. A día de hoy, Naturgy dispone ya de más de 5,3 GW de potencia instalada en operación. • A 30 de junio, la deuda neta se situó por debajo de los 12.000 millones €, un 7% inferior a diciembre 2021, apoyada en la generación de caja y la evolución del tipo de cambio. • El Consejo de Administración, en línea con lo comprometido en el Plan Estratégico 2021-25, ha aprobado el primer dividendo a cuenta del ejercicio 2022 de 0,3€/acción, que se pagará el próximo día 18 de agosto.

Los seis primeros meses han estado marcados por una intensa volatilidad de los mercados energéticos, con una tendencia de precios al alza en todos los mercados internacionales que han afectado especialmente a las actividades internacionales de GNL. En cuanto al negocio de redes de América Latina, sus resultados se han visto impulsados por las actualizaciones al alza de tarifas en los países donde la compañía está presente, así como por la evolución positiva del tipo de cambio.
En España, la actividad de redes se mantuvo estable si bien el crecimiento de la actividad de redes de distribución eléctrica compensó la caída de actividad de la distribución gasista por una menor demanda de gas, y el impacto negativo de la disminución progresiva en la remuneración de distribución de gas para el marco regulatorio 2021-2026.

Durante el periodo, Naturgy aumentó la cantidad dedicada a las inversiones en un 64%, alcanzando los 721 millones de euros que se dedicaron especialmente a la actividad de renovables en España, Australia y América Latina; y a las redes de distribución de gas y electricidad en España y América Latina. Respecto al cierre del ejercicio 2021, la deuda neta se redujo cerca de un 7%, hasta los 11.976 millones de euros, apoyada en la generación de caja, la gestión del capital circulante y la evolución del tipo de cambio.
El Consejo de Administración, y en línea con lo comprometido en el Plan Estratégico 2021-25, ha aprobado el primer dividendo a cuenta del ejercicio 2022 de 0,3€/acción, la misma cantidad que el año pasado, y que se pagará el próximo día 18 de agosto.

En relación con el Proyecto Géminis, el Consejo sigue monitorizando los avances de todos los análisis del proyecto, que hasta ahora confirman su idoneidad estratégica. Sin embargo, la volatilidad actual de los mercados, la evolución de la coyuntura energética y las múltiples incertidumbres regulatorias, todavía pendientes de conocerse con exactitud, aconsejan adecuar el calendario de ejecución a la evolución de los acontecimientos.

Ciclos combinados y garantía de suministro

La generación térmica experimentó un crecimiento apoyado en los mayores niveles de producción. Los ciclos combinados confirmaron su papel clave como respaldo del sistema energético español, marcado por el cierre de las centrales de carbón, la baja hidraulicidad y el rendimiento irregular de la generación fotovoltaica por las condiciones meteorológicas. Dichos ciclos combinados han garantizado la cobertura de la demanda eléctrica durante los meses de junio y julio, coincidiendo con las altas temperaturas y una demanda extrema de potencia eléctrica.
Hasta el 30 de junio los ciclos combinados generaron más de 116 TWh eléctricos del total de la demanda peninsular, y fueron el principal respaldo del sistema. En las ultimas semanas, y a determinadas horas del día, más del 80% de la demanda del sistema eléctrico español fue satisfecha por las tecnologías de generación térmica (ciclos combinados con turbinas de gas y generación nuclear), lo que significa que casi cuatro de cada cinco consumidores no hubieran dispuesto de energía eléctrica sin la disponibilidad de estas tecnologías.

Por su parte, la generación renovable incrementó su EBITDA respecto al mismo periodo del año anterior, reflejo de las nuevas incorporaciones de capacidad que entraron en operación. La compañía prosigue su estrategia de desarrollo de una cartera renovable disponiendo en la actualidad de más de 5,3 GW de potencia instalada en operación. Durante el primer semestre la compañía incrementó su potencia instalada global, principalmente en España y Chile. Naturgy prevé cerrar el ejercicio con un incremento de su potencia instalada de 500 MW y continuar en 2023 su crecimiento en renovables con 1.500 MW adicionales de potencia instalada a nivel mundial.

En Australia, la compañía cuenta con varios proyectos en distintas fases de desarrollo que le permitirán aumentar su capacidad instalada total en el país en unos 1.000 MW en los próximos años. También en Estados Unidos Naturgy prosigue con su plan de crecimiento y ya ha iniciado la construcción de su primera planta fotovoltaica en este país, donde en los próximos años desarrollará 3,2 GW de solar y 2 GW de almacenamiento.
En el campo de la eólica marina, Naturgy alcanzó un acuerdo el pasado mes de abril con la noruega Equinor para el análisis y desarrollo de proyectos offshore en España y aprovechar sus capacidades complementarias para el desarrollo de esta tecnología, que cuenta con gran potencial en el país.

Escenario internacional y evolución de las materias primas

El primer semestre de 2022 ha experimentado una evolución desigual de la demanda en las regiones en las que opera Naturgy, con descenso en España, Brasil y México, donde se empieza a notar la elasticidad de la demanda a los precios de los commodities energéticos. Un hecho que refleja los diferentes entornos macroeconómicos, circunstancias climáticas y tendencias energéticas en los países donde opera el Grupo.
En el semestre, la demanda de electricidad y gas permanece todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia. De manera similar, la demanda media de la actividad de distribución de gas en México y Brasil se redujo en relación con el mismo periodo del año anterior. Por su parte, la demanda de gas y electricidad en el resto de los negocios de América Latina registró un crecimiento modesto.
Durante la primera mitad del ejercicio, las monedas de América Latina experimentaron una variación limitada frente al euro en comparación con el primer semestre del 2021 que, sumada a la variación positiva del dólar americano, tuvieron un efecto positivo en el desempeño financiero del Grupo.

La evolución de los precios de las materias primas ha seguido una tendencia global más consistente en todas las regiones, con un aumento sin precedentes de los precios de las materias primas tanto en los mercados de gas como de electricidad, que se ha visto agravado aún más por el conflicto entre Rusia y Ucrania, y que tiene su reflejo en los principales índices internacionales. Los precios del Brent están un 66% por encima de los del mismo periodo del año anterior mientras que los precios del gas mostraron aumentos sin precedentes, en particular NBP, que se multiplicó por casi 3x.

Por su parte, los precios mayoristas de electricidad superaron sus máximos históricos con un incremento de 3,5x en el caso del mercado español o pool. Dichos aumentos se tradujeron en España con cambios significativos e incertidumbre regulatoria, incluyendo los efectos y aplicaciones del tope regulatorio temporal de los precios del gas en España y su impacto en el pool eléctrico.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda