CRISIS ENERGETICA

Las grandes petroleras salen beneficiadas

06 de abril de 2022

El fin de semana pasado, las grandes petroleras, Repsol y Cepsa, vieron incrementar entre un 40% y un 50% sus ventas de carburantes, como consecuencia de la entrada en vigor, el viernes, del descuento obligatorio hasta el 30 de junio de 20 céntimos por litro, de los cuales, 15 céntimos los aporta el Estado y los 5 céntimos restantes, al que estas empresas las compañías, añaden algunos céntimos más (hasta 25 o 30 céntimos, según los casos) por su cuenta.

Compartir en:

De todas formas, la situación se ha estabilizado ya esta semana o, en cualquier caso, las subidas se han ralentizado. “No es normal que en estos momentos de crisis, y con los precios elevados, a pesar de las rebajas, se vaya a producir un incremento de la demanda”, señalan fuentes del sector, que no descartan que el Gobierno tenga que ampliar el plazo de los descuentos más allá del 30 de junio si continúa la guerra de Ucrania y las cotizaciones del mercado internacional o del boicot de la UE al petróleo ruso, que supondrá un encarecimiento al tener que sustituirlo en países asiáticos. Además, aplicar un mecanismo como este “es fácil, dejarlo, ya no tanto”, añaden.

Repsol, con una red de 3.300 estaciones de servicio, se adelantó al anuncio de la medida del Gobierno y Cepsa, con 1.500, a la propia medida, con ofertas de hasta 30 céntimos. En el primer caso, a los que paguen a través de la aplicación Waylet y 25 céntimos si es pago directo. En cuanto a Cepsa, ofrece 25 céntimos y otros 5 céntimos adicionales a los adheridos al programa Porque tú vuelves. En la misma línea han actuado las siguientes en cuota de mercado, como BP o Galp (que se sumó ayer), pero no las independientes, muchas de las cuales se han rebelado contra un descuento obligatorio que les supone un problema de liquidez. De hecho, las grandes aseguran que están ayudando a sus gasolineras abanderadas (en el caso de Cepsa, 1000 sobre sus 1.500 estaciones) con flujo de caja.

Pero esta política agresiva ha creado malestar entre las pequeñas que avisan de problemas en Semana Santa. En efecto, la Confederación Española de Empresarios deEstaciones de Servicio (Ceees), anuncia que si el Gobierno no atiende las peticiones del sector “la inseguridad jurídica hará inviable la venta de carburantes”. Esta asociación reclama una rápida devolución de las cantidades que adelantan y una aclaración de cómo tributarán. Por su parte, las llamadas gasolineras de bajo coste, o low cost, estudian también recurrir el descuento de 20 céntimos por litro al que obliga el Gobierno ante los tribunales, ya que en su opinión el Ejecutivo tiene una “responsabilidad patrimonial” en el perjuicio causado al sector. Integradas en la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae), estas compañías han denunciado “los perjuicios que está causando a pequeños y medianos empresarios” tener que adelantar el importe.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda