Las presiones de la SEPI provocan cambios importantes en Indra

22 de abril de 2022

El consejo de administración de la tecnológica española ha aprobado la salida de la compañía de Cristina Ruiz, consejera delegada, cargo que también ostenta Ignacio Mataix, en medio de las disputas existentes en la dirección. La ejecutiva, que presentó su dimisión por motivos personales, ha sido responsable en los últimos tiempos de Minsait, la división de tecnologías de la información del grupo. Ahora, Mataix queda como único CEO.

Compartir en:

A su vez, según un hecho relevante enviado a la CNMV, la compañía ha promocionado al integrante de su comité de dirección, Luis Abril, quien asumirá la dirección de la citada Minsait y pasará a ser consejero ejecutivo. Abril, no obstante, no ostentará el puesto de consejero delegado. En el comunicado, Indra señala que en su reunión celebrada ayer, el consejo de administración acordó "extinguir de común acuerdo" con la consejera delegada, Cristina Ruiz Ortega, "el contrato de prestación de servicios ejecutivos que vinculaba a las partes y, como consecuencia de lo anterior, aceptar su dimisión como consejera". El consejo dejó "constancia de la valiosa contribución y liderazgo" de Cristina Ruiz y "ha valorado muy positivamente su gestión en el área de negocio de TI".

Asimismo, el consejo acordó "nombrar por cooptación a Luis Abril Mazuelas consejero ejecutivo y Director General de TI en Indra, y responsable de Indra Soluciones Tecnologías de la Información, S.L.U. (Minsait)". Minsait "mantendrá su autonomía de gestión". El ejecutivo, que se incorporó a Indra en el año 2014, es actualmente responsable del área de Energía, Industria, Consumo y Soluciones de Gestión Empresarial. Por su parte, Ruiz, que se incorporó a Indra en 2011, fue nombrada consejera delegada de la compañía en mayo del pasado año, tras la última gran reorganización de la cúpula directiva. Entonces, la compañía nombró a Marc Murtra como nuevo presidente no ejecutivo del consejo de administración, tras la salida de Abril Martorell. Murtra contaba con el respaldo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), primer accionista de Indra con un 18,7% del capital, y que tiene intención de ampliar su participación.

Además, la empresa aprobó entonces delegar en favor de los consejeros ejecutivos Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, responsables respectivamente de las divisiones de Transporte y Defensa y Minsait, todas las facultades delegables del consejo, nombrándoles consejeros delegados con carácter solidario. La empresa señaló entonces que su consejo había constatado que la permanencia de los otros dos consejeros ejecutivos, quienes ya estaban a cargo, en sus respectivas responsabilidades, de las operaciones de la compañía, así como del director general corporativo, permitía garantizar la continuidad de la gestión al máximo nivel, ejecutando el Plan Estratégico 2021-2023.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda