Carrefour se sale

18 de febrero de 2021

El grupo francés de la gran distribución Carrefour ha superado con muy buen resultado el año de la pandemia por el coronavirus y la crisis sanitaria. El gigante de la distribución francesa incrementó un 17,9 % sus beneficios, hasta los 1.011 millones de euros, con la mayor subida de sus ventas en 20 años, gracias entre otras razones al crecimiento en España.

Compartir en:

En términos comparables la facturación de la compañía se incrementó un 7,8%, hasta 78.609 millones, mientras que su resultado operativo corriente mejoró un 16,4 % hasta los 2.173 millones de euros, según señaló la empresa en un comunicado.

La empresa destaca, especialmente, su "crecimiento sostenido" en sus tres mercados clave, Francia, España y Brasil. En Francia, su principal mercado, el incremento de las ventas fue del 3,6 %. En España la facturación mejoró un 7,2%, con una subida del 6,4% en el último trimestre, en el que prosiguió la buena dinámica comercial, en particular gracias al buen comportamiento de los supermercados. La facturación se elevó así a 10.113 millones de euros en el mercado español en el último ejercicio, con un aumento en términos comparables del 7,1%. Por su parte, Brasil lideró la mejora registrada en América Latina, donde las ventas progresaron un 23%, con subidas del 18,2 % en ese país y del 49,3 % en Argentina.
El grupo también destacó su adaptación a las nuevas formas de consumo, como el comercio online, que registró un fuete crecimiento debido a la crisis sanitaria y los confinamientos, aumentando sus ventas un 70%.

Carrefour se marcó como objetivo pasar de los 2.300 millones de euros de comercio electrónico registrado este año a los 4.200 millones en 2022. Y en la misma línea, aspira también a reforzar su línea de productos biológicos, con el objetivo de que pasen de facturar 2.700 millones a 4.800 millones de euros. El gigante de los hipermercados, que vio frenado este año su proyecto de fusión con la canadiense Couche-Tard, procedió el año pasado a "compras específicas", como la de 172 supermercados Supersol en España, que se finalizará en el primer semestre de este año, o 30 tiendas de Makro en Brasil. El grupo señaló que ha cumplido su objetivo de recortar 3.000 millones de gastos en 2020 y se fijó uno nuevo, 2.400 millones de ahorros suplementarios por año en 2023.

Gracias a esos buenos resultados, Bompard indicó que el grupo puede comenzar a liberar tesorería y a volver a la normalidad en el pago del dividendo, que en los últimos años había sido en acciones, al carecer de liquidez. Carrefour se fija como objetivo generar 1.000 millones de tesorería a partir de este año y ya propondrá el pago de un dividendo de 0,48 euros por acción en líquido a partir de estas cuentas. El grupo, cuyo curso en Bolsa está estancado en torno a los 15 euros por título, aspira a hacerlo subir con este tipo de medidas.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda