Indra reduce perdidas, aunque no logra beneficios

24 de febrero de 2021

Indra perdió 65 millones de euros en 2020, impactada por el Covid-19, frente a las ganancias de 121 millones de euros del ejercicio anterior, según los resultados presentados este miércoles. No obstante, la compañía redujo su deuda a mínimos de diez años, hasta situarla en 481 millones de euros

Compartir en:

Además, la compañía de tecnología y consultoría Indra logró elevar su cartera un 16%. Así, el valor de la cartera de pedidos de Indra se situó al cierre del ejercicio 2020 en la cifra récord de 5.229 millones de euros, lo que supone un 15,9% más en comparación con los 4.511 millones de euros de finales de 2019..
Los ingresos se redujeron un 1,6% en moneda local (un 5,0% en reportado), aunque en el cuarto trimestre crecieron un 1,0% en moneda local frente al mismo período de 2019. El tipo de cambio tuvo un fuerte impacto negativo en el ejercicio (de -108 millones de euros en ingresos y de -7,3 millones en el EBIT). El impacto del tipo de cambio en el cuarto trimestre de 2020 fue de -35 millones de euros en ingresos y de -3,6 millones en el EBIT. Mientras, el margen operativo alcanzó los 168 millones de euros en 2020 (margen del 5,5%) frente a 257 millones en 2019 (margen del 8,0%) por los retrasos acumulados y la menor actividad. El margen operativo del cuarto trimestre de 2020 se situó en el 9,0%, ayudado por las primeras consecuencias positivas del plan de acción.

En el cuarto trimestre del año, la contratación de Indra descendió un 2,5% en términos reportados, pero aumentó un 0,9% en moneda local, hasta los 1.028 millones de euros, mientras que los ingresos cayeron un 2,9% reportado, pero subieron un 1% en moneda local, hasta los 890 millones de euros. Por su parte, el Ebitda de la empresa registró un resultado negativo de 2 millones de euros los tres últimos meses del año, frente a las ganancias de 123 millones de euros de un año. Indra registró además unas pérdidas netas de 34 millones de euros, en contraste con los 57 millones de euros que ganó hace un año.

El presidente ejecutivo de Indra,  Abril-Martorell, ha señalado que los resultados de 2020 se han visto "profundamente afectados" en la rentabilidad por la crisis del Covid-19, reflejada principalmente en retrasos en los proyectos en curso y en la toma de decisiones sus clientes, y por el impacto de las provisiones del plan de acción que puso en marcha a mitad de ejercicio para afrontar la crisis y los cambios estructurales en las necesidades de sus clientes. En concreto, ha detallado que su negocio de Transporte y Defensa ha sufrido un impacto mayor en los ingresos y en la rentabilidad subyacente (excluyendo los impactos extraordinarios) por el mayor volumen de retrasos sufridos, mientras que en Minsait ha tenido un impacto menor en ingresos, aunque sí es elevado en su margen operativo, sufriendo además una mayor debilidad en la demanda. Sin embargo, ha destacado que, a pesar de este entorno "tan difícil", se ha registrado una buena evolución en la contratación y la generación de caja durante el ejercicio. Además, ha añadido que la cartera alcanza su nivel histórico más elevado, fundamentalmente por la contratación de Transporte y Defensa, mientras que la generación de caja ha permitido reducir la deuda neta al menor nivel absoluto de los últimos diez ejercicios.
•    La contratación creció un 8,4% en moneda local en 2020, impulsada por Transporte y Defensa
•    La cartera volvió a alcanzar un nuevo récord histórico absoluto (5.229 millones de euros), con una ratio de cartera sobre ventas (últimos doce meses) de 1,72 veces
•    Los ingresos se redujeron un 1,6% en moneda local (un 5,0% en reportado), aunque en el cuarto trimestre crecieron un 1,0% en moneda local frente al mismo período de 2019 
•    El tipo de cambio tuvo un fuerte impacto negativo en el ejercicio (de -108 millones de euros en ingresos y de -7,3 millones en el EBIT). El impacto del tipo de cambio en el cuarto trimestre de 2020 fue de -35 millones de euros en ingresos y de -3,6 millones en el EBIT
•    El Margen Operativo alcanzó los 168 millones de euros en 2020 (margen del 5,5%) frente a 257 millones en 2019 (margen del 8,0%) por los retrasos acumulados y la menor actividad. El Margen Operativo del cuarto trimestre de 2020 se situó en el 9,0%, ayudado por las primeras consecuencias positivas del plan de acción
•    El EBIT reportado totalizó -33 millones de euros en 2020 frente a 221 millones en 2019, impactado por los retrasos y la menor actividad, por las provisiones del plan de acción (-189 millones de euros) y la plusvalía de Metrocall (de 36 millones de euros)
•    El Resultado Neto fue de -65 millones de euros en 2020 frente a 121 millones en 2019
•    La caja generada en 2020 fue de 83 millones de euros (incluyendo el pago de 38 millones del plan de transformación de plantilla) 
•    La Deuda Neta (481 millones de euros) alcanzó su punto más bajo desde 2010. La ratio de Deuda Neta/EBITDA en los últimos doce meses (excluyendo el impacto NIIF 16, los costes derivados del plan de acción y la plusvalía de Metrocall) se situó en 2,5 veces en 2020 frente a 1,8 veces en 2019

Compartir en:

Crónica económica te recomienda