IAG: cierra un año catastrófico

26 de febrero de 2021

2020 termino con unas pérdidas de 6.923 M€ frente a los 1.715 M€que ganó en 2019. Las pérdidas después de impuestos antes de partidas excepcionales fueron de 4.325 millones de euros, magnitud que hay. Que comparar con el beneficio de 2.387 M€ del periodo anterior.

Compartir en:

Los números rojos de las operaciones, incluidas las partidas excepcionales relacionadas con coberturas de combustible y divisas, la retirada anticipada de flota y los costes de reestructuración, se han ido hasta los 7.426 millones de euros. El impacto de la reducción sin precedentes de la programación de vuelos y la caída de los coeficientes de ocupación de pasajeros derivó en un descenso de los ingresos de pasaje de 16.956 millones de euros (75,5%) frente a 2019. La cifra de 2020 fue de 5.512 millones.

En un contexto de absoluta contención de la oferta, la capacidad de transporte de pasajeros en el cuarto trimestre fue un 26,6% del total de 2019, y en el ejercicio alcanzó una media del 33,5%. Los planes de capacidad para el primer trimestre de este 2021 son alrededor del 20% de la capacidad de 2019. El coeficiente de ocupación de IAG cayó 20,8 puntos con respecto a 2019, hasta los 63,8 puntos. “Nuestros resultados reflejan el tremendo impacto que ha tenido el COVID-19 en nuestro negocio. Hemos tomado medidas efectivas para preservar el efectivo, reforzar la liquidez y reducir nuestra base de costes”, ha señalado el CEO de IAG, Gallego.

La primera medida que garantiza la supervivencia del grupo es la del refuerzo de la liquidez: a 31 de diciembre, la reserva de liquidez era de 10.300 millones de euros, incluyendo 2.700 millones de euros de la ampliación de capital y un préstamo de 2.000 millones de libras esterlinas de UKEF. El colchón es superior al de la etapa previa a la pandemia.

“En 2020, nuestra capacidad se redujo un 66,5%, mientras que nuestros costes excluido el combustible descendieron un 37,1% gracias al extraordinario esfuerzo realizado por todo el negocio”, ha subrayado Gallego. El primer ejecutivo ha hablado del esfuerzo de transformación del grupo para adaptarlo a la nueva realidad. Y eso se refleja, por ejemplo, en un mayor peso del negocio de carga, que eleva los ingresos en 200 millones, hasta los 1.300 millones.

Mientras, Iberia ha presentado unas pérdidas por 1.411 millones de euros, frente a beneficios por 497 millones del ejercicio precedente. Y ha reducido sus ingresos en un 60%, hasta 2.259 millones de euros. La compañía española transportó a 6,8 millones de personas en 2020, con una caída del 70% en relación a 2019. La cuota de ocupación de los aviones alcanzó el 70% (el 87% en 2019).
Vueling, la otra aerolínea española del grupo IAG, ha presentado unas pérdidas operativas por 875 millones de euros, tras hundirse sus ingresos en un 77%, hasta los 574 millones de euros.
La irlandesa Aer Lingus vio desplomarse un 78% en ventas, hasta 467 millones, con unos números rojos por 563 millones, pese a reducir un 55% sus costes, hasta los 831 millones de euros.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda