El Corte Inglés ajuste laboral de  3.000 trabajadores 

26 de febrero de 2021

Los efectos de la pandemia en la distribución no alimentaria han impactado de lleno en El Corte Inglés, que agota los últimos días de un ejercicio 2020 que saldará con las primeras pérdidas de su historia.

Compartir en:

Algo que tendrá sus efectos en la plantilla. El Corte Inglés prepara un plan de ajuste de empleo que afectará a alrededor de 3.000 trabajadores a través de un programa voluntario de bajas al que, en principio, podrán adscribirse los 63.000 empleados que forman parte de El Corte Inglés SA, sociedad a la que se aplicará la medida, según confirman fuentes conocedoras del proceso. Este, al que dio luz verde la compañía en el consejo de administración celebrado este miércoles, afectará por tanto a casi el 5% de los empleados de grandes almacenes de El Corte Ingés e  Hipercor, tiendas de Sfera y personal de oficinas centrales.

Unos planes que, en todo caso, aún no han sido trasladados de manera formal a los representantes sindicales, que han sido citados este sábado por la compañía de distribución para su detalle, según confirman fuentes de la representación laboral a este periódico. A partir de la reunión de mañana empezarán a discutirse los detalles y las condiciones que se fijarán para las salidas, en el que es el mayor ajuste de plantilla iniciado por El Corte Inglés.  
En mayo del año pasado, ya una vez concluido el confinamiento estricto que mantuvo cerrada buena parte de la red de El Corte Inglés salvo los puntos de venta de alimentación, la compañía firmó con los sindicatos  Fasga, UGT, Fetico y CC OO un acuerdo de mantenimiento del empleo, a través del cual la compañía se comprometía a no promover "ningún proceso colectivo de extinción de contratos" una vez se completara la desescalada. Un compromiso que, como confirmaron entonces las partes, era "indefinido" y que solo podían romper causas de fuerza mayor.

Entre esas causas no estaba la entrada en pérdidas del grupo. Al cierre del primer trimestre, transcurrido entre marzo y mayo, estas alcanzaron los 510 millones de euros. La compañía no informó de su resultado neto al cierre del primer semestre, que arrojó una caída de los ingresos de casi el 40% y un ebitda negativo de 131 millones.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda