Apollo abandona la puja por Urbaser

03 de marzo de 2021

El fondo estadounidense Apollo se cae de la puja por Urbaser, el antiguo negocio de tratamiento de residuos de ACS. De esta forma, solo quedarían tres fondos en la puja final por el gigante español de los residuos: Platinum, Stonepeak Infrastructure Partners y Elliot, que han puesto ofertas sobre la mesa que valoran a la compañía en más de 2.400 millones de euros. La previsión, según las mismas fuentes, es que la venta se resuelva después de Semana Santa.

Compartir en:


Con una facturación de más de 2.137 millones de euros a cierre de 2019, Urbaser es una de las grandes empresas de residuos a nivel mundial, prestando servicios a más de 50 millones de personas en 30 países. En concreto, trabaja en grandes ciudades de la talla de Madrid, Barcelona, Londres, París, Buenos Aires o Santiago de Chile, entre otras. Si la venta se cierra en los múltiplos previstos, China Tianying obtendrá unas importantes plusvalías con esta desinversión. El grupo asiático se hizo con la española a finales de 2016, cuando desembolsó 1.319 millones de euros a ACS, que ahora concentra su negocio de Servicios bajo la filial Clece.
El arranque de la venta de Urbaser llega en un momento de máximo interés por todo lo relacionado con la economía circular y la transición energética por parte de los inversores, que quieren reforzar su presencia en este sector. De hecho, el arranque de este proceso se produjo de manera casi simultánea a la venta de Ferrovial Servicios, en la que la constructora ha priorizado la venta de su negocio de medioambiente en España y Portugal, aglutinado en su filial Cespa.

Sin embargo, según las mismas fuentes, el interés por la venta de Urbaser ha sido mayor, ya que depende menos de las concesiones que la división de Servicios de Ferrovial. Esto ha hecho, además, que el perfil de interesados en cada uno de los procesos sea diferente. Mientras que en el de Urbaser todo son inversores financieros, en el de Ferrovial son otros grupos industriales con experiencia previa en el sector y en la negociación de este tipo de contratos –incluso EQT, que es dueño de la francesa Saur (dedicada al tratamiento de agua y servicios medioambientales)–. Según reveló este diario, en el proceso de Ferrovial participan el grupo industrial galo Paprec, así como los alemanes Schwarz y Remondis.

También ha sido clave en el proceso de Urbaser –coordinado Société Générale, Crédit Agricole y Deutsche Bank– la decisión de vender toda la compañía, después de que China Tianying hiciera un primer intento a finales del pasado año de vender una participación minoritaria de entre el 20%-30%, algo que no convenció a los fondos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda