NATURGY:  Un abanico  de temas complican la junta 

08 de marzo de 2021

Naturgy celebra junta en un escenario  algo complejo en el que la opa parcial lanzada por el fondo australiano IFM, las pérdidas del pasado año, el paron Dell plan estratégico, la salida de Aelec y las criticas de algunas consultoras sobre la remuneración del Consejo pueden enturbiar su desarrollo

Compartir en:

La realidad es que el in Putin mas importante del ejercicio no depone de la gasista. Se quiera o no, la opa depende del Gobierno, y si sale o no adelante la estrategia de la empresa energética podría ser diferente en función de una decisión del Consejo de Ministros y todo ello sin olvidar la competencia en el asunto de los supervisores, CNMV y CNMC. Queda también por conocer la decisión de La Caixa, primer accionista, y que tiene un peso relevante en la elección del más alto staff.

Y en medio de ese maremagnun alguien con muy mala intención ha puesto en marcha un claro ataque contra la presidencia de la entidad a propósito de los sueldos del Consejo. En efecto, el proxy europeo ECGS-asesor de voto- cuyo representante en España es Corporance, se opone a la política de remuneración de los consejeros, rechaza "la elevada" remuneración del presidente y consejero delegado  Reynés -4,5 millones en 2020-y cuestiona también la propuesta de 1,44 euros por acción como dividendo ante las pérdidas de 347 millones registradas en el ejercicio. 

Eso si, y no deja de ser un a pista de quien manejar los hilos, ECGS no valora la oferta parcial de compra lanzada por el fondo australiano IFM sobre el 22,8% de Naturgy. La operación no está incluida en el orden del día de la junta.
Y como no podía ser menso, la falta de atención al largo plazo también forma parte de las críticas a la retribución de Reynés y del consejo. En el caso del presidente, Corporance remarca que su retribución fija "es sustancialmente superior a la media de las empresas del sector europeas y de las grandes cotizadas españolas". Lamenta, además "que la remuneración variable dependa más de resultados a corto que a largo plazo".  Del total cobrado por Reynés,  1,1 millones correspondieron al sueldo como presidente del consejo, mientras que 960.000 euros los recibió por sus funciones ejecutivas. El total incluyó también otros 2,33 millones por sistemas de ahorro -retribución variable anual devengada- y otros 61.000 euros por otros conceptos. Sobre la retribución variable de presidente y consejeros, ECGS explica que "depende más de los resultados a corto -54%- que a largo plazo". Con un añadido. "Carece de claridad en los objetivos ASG [criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo]" añade.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda