COVID 19:La industria farmacéutica en ebullicion

04 de abril de 2021

Las compañías farmacéuticas han seguido un camino de alianzas poco habitual ante la gravedad de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19. Los laboratorios han decidido unir fuerzas tanto en el desarrollo de vacunas y medicamentos como para la producción, donde actualmente existe un cuello de botella en la capacidad industrial. 

Compartir en:

La patronal mundial del sector, Ifpma, avanza en un informe que al menos existen 263 acuerdos de fabricación de vacunas en todo el mundo, con datos hasta marzo recogidos por la consultora Airfinity.
En las últimas semanas se ha comprobado como distintos impulsores de vacunas como Pfizer/BioNTech, Moderna o AstraZeneca tenían problemas para entregar las dosis previstas en sus contratos por dificultades en la producción. El reto de estas compañías no es menor, ya que en gran parte han comenzado desde cero en la parte industrial. La Universidad de Duke (EE UU) recogía recientemente que los principales fabricantes prevén producir 12.000 millones de dosis a final de año frente al SARS-CoV-2.

“Se está llevando a cabo una ampliación de fabricación impresionante y sin precedentes”, según el documento de la patronal. “La mayoría de las colaboraciones, si no todas, implicaron algún tipo de concesión de licencias y transferencia de tecnología, lo que no sería posible sin un sistema de propiedad intelectual global sólido”, añade. Tal vez la alianza más conocida sea la de la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, que desarrollaron la primera vacuna en aprobarse en Europa y EE UU. También la de AstraZeneca con la Universidad de Oxford para la I+D, una iniciativa que además se ha asociado con otras empresas a nivel industrial, como la india Serum, el mayor fabricante del mundo de vacunas.

Igualmente, la británica GSK y Sanofi se han aliado en otra de estas vacunas. Y el laboratorio francés, a su vez, produce para Pfizer/BioNTech, un camino que también ha seguido el gigante suizo Novartis, que trabajará fabricando esta opción.
Otro ejemplo es el del grupo Bayer, uno de los más potentes a nivel europeo, que se ha asociado con la biotecnológica CureVac para ayudar a fabricar su candidata todavía en fase experimental.

Según la Ifpma, las farmacéuticas “están a la vanguardia del esfuerzo mundial para desarrollar una vacuna del Covid-19 segura y eficaz y ampliar la fabricación para garantizar un acceso equitativo a las personas de todo el mundo”, recordando que en menos de un año se han aprobado varias alternativas y varias se encuentran en ensayos clínicos avanzados.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda