Endesa confía en alcanzar beneficios, pesa al descenso del 13%

05 de mayo de 2021

Endesa  ha obtenido un resultado ordinario neto de 491 M€. Esta cifra supone un descenso del 41% respecto del primer trimestre de 2020, cuando el resultado incluyó impactos extraordinarios derivados fundamentalmente de la firma del nuevo convenio colectivo, así como de dotaciones para reestructuración de personal. 

Compartir en:

En términos comparables (excluyendo esos atípicos), el descenso se queda en el 13%.  En cuanto al resultado bruto de explotación (ebitda), Endesa obtiene 1.019 millones lo que supone un descenso del 31%, que se queda en el 9% en términos comparables excluidos extraordinarios registrados en 2020. La empresa logra con esos 1.019 millones mantenerse en línea con los objetivos comunicados previamente al mercado para el conjunto de 2021.  La empresa ha reiterado al mercado su firme compromiso con la senda de descarbonización, logrando elevar al 91% el porcentaje de generación en la España peninsular exenta de emisiones de efecto invernadero. Esto supone superar el 89% fijado para el año 2023 y compara con el 79% del mismo trimestre de 2020. La mayor producción de fuentes renovables, fundamentalmente eólica, explica la consecución de este hito.  

Endesa ha elevado su cartera total de proyectos renovables hasta los 44.400 MW -desde 41.800 MW a cierre de 2020- y de ellos, 6.500MW cuentan con derecho de acceso y conexión a red. La compañía tiene en ejecución 2.300MW de nueva potencia renovable, lo que da seguridad respecto al objetivo de conectar 700 MW en 2021. Adicionalmente, en el primer trimestre, Endesa adquirió 519 MW fotovoltaicos en Huelva por un importe, incluido el coste de construcción, de 350 millones de euros.  Además, se han diferenciado por primera vez los proyectos de baterías, que suman 6.000MW en términos brutos, de los que 400MW están en un avanzado estado de madurez.   

En cuanto a la evolución del mercado de comercialización de electricidad, las ventas caen un 3% en comparación con el primer trimestre de 2020. Ello se explica fundamentalmente por el impacto pleno en 2021 de los efectos del covid, respecto al efecto de la pandemia que se registró fundamentalmente en la segunda mitad de marzo el año pasado. Endesa ha puesto en marcha además diversas iniciativas comerciales, basadas en las ventajas que le aporta la digitalización de su operativa, para enfrentar la fuerte competencia en el mercado liberalizado de electricidad. En cuanto a movilidad eléctrica, mantiene el liderazgo en España en red de puntos de recarga con 7.500 a cierre del trimestre, un 6% más respecto de los 7.100 de final de 2020. De esa cifra, 2.000 son puntos de recarga de acceso público.  En total, Endesa ha desarrollado inversiones de 283 millones en el trimestre para impulsar su estrategia de descarbonización y electrificación, un 4,4% más que en el mismo periodo de 2020. 
Según  Bogas, consejero delegado: “Hemos afrontado un complejo y turbulento contexto de mercado en el inicio del año, y confiamos en ir normalizando la situación en los siguientes trimestres. Endesa mantiene su senda de descarbonización y apuesta por la sostenibilidad. En este sentido, la reciente junta de accionistas ha aprobado vincular la remuneración variable de nuestra cúpula directiva con el despliegue de potencia renovable durante el periodo 2021-2023, el de nuestro plan estratégico. La extensión de los criterios ESG de manera transversal en toda la compañía sigue además siendo reconocido ampliamente por el mercado. El último ejemplo en este sentido es nuestra inclusión en el índice ISS Quality Score, que nos ha evaluado con la máxima puntuación en las dimensiones ambiental, social y de Gobierno Corporativo”. 
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda