JUNTA. ACS mantiene su apuesta por ASPI

07 de mayo de 2021

El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha sido optimista esta mañana sobre la recuperación de la movilidad conforme avance la vacunación contra el coronavirus. En ese escenario espera la recuperación de la participada Abertis y un importante salto en su aportación al grupo. Pérez ha señalado que ACS debería incrementar este año su beneficio neto en el entorno del 30%.

Compartir en:

Al cierre de 2020 la empresa declaró un resultado neto de 574 millones y un beneficio ordinario de 602 millones. El citado impulso del 30% situaría la ganancia neta de ACS en unos 746 millones este año.

La concesionaria  vio caer sus ingresos un 24% el pasado ejercicio, con desplomes del tráfico que tuvieron su pico durante el confinamiento, con un 64% a la baja sobre volúmenes de 2019. Su contribución al resultado de ACS descendió en 280 millones en comparación con 2019, ocasionando una pérdida de 35 millones de euros. Pese al mal momento por el impacto de la pandemia, Florentino Pérez ha subrayado el crecimiento de la concesionaria catalana en los últimos tres ejercicios, al tiempo que ha mejorado su eficiencia. ACS, titular de un 50% de Abertis menos una acción, asegura que la participada seguirá invirtiendo en crecimiento tras hacerse el año pasado con el 51% de la operadora mexicana RCO y el 55% del consorcio operador de los túneles Elisabeth River Crossing en EE UU.

Durante su intervención, el presidente de ACS ha reiterado el plan de fortalecer su presencia en el mercado concesional. El proyecto sobre la mesa es entrar, de acuerdo con el Gobierno italiano, en el capital de Autostrade. La existencia de una oferta vinculante de la pública italiana CDP, y que esta vaya a ser discutida en una junta de accionistas del grupo vendedor, Atlantia, el 31 de mayo, no ha hecho que ACS renuncie a esta ofensiva.
Sin embargo, Pérez ha dejado la puerta abierta a que el interés por Autostrade se vea frustrado. Insiste en que la filial de Atlantia unida a Abertis crearía una plataforma con un volumen óptimo para aprovechar oportunidades en múltiples mercados, pero también señala que “el grupo está estudiando la adquisición de concesiones alternativas a Autostrade”.

El otro gran movimiento en marcha es el de la venta de Servicios Industriales a Vinci, con lo que ACS recibirá este mismo año cerca de 5.000 millones en metálico y tendrá un 49% de una joint venture con la francesa para compartir el desarrollo de hasta 25.000 MW renovables. Desde ACS se ha subrayado que diversos analistas valoran esa empresa conjunta en unos 1.000 millones de euros.

Entre los asuntos aprobados en la Junta ha salido adelante el reparto de un dividendo de 1,85 euros por acción en metálico o en títulos de nueva emisión. Pérez ha recordado que ACS ha repartido entre 2001 y 2020 hasta 8.200 millones entre dividendos y programas de recompra de acciones. Esa cifra emana de un beneficio durante el periodo de 14.669 millones.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda