Las pymes contradicen las afirmaciones de Calviño

10 de mayo de 2021

El 47% de las pequeñas empresas españolas declaran haber sufrido un descenso significativo de su crecimiento durante la pandemia, mientras que el 26% afirma haber experimentado un crecimiento relevante de su negocio

Compartir en:

Asi, el Observatorio de la pequeña empresa en España 2021, destaca que los negocios españoles han sido los que más crecimiento han experimentado, frente a países como Alemania (20%) o Francia (22%) e Italia (24%) 
En ese contexto, la mayoría de las pequeñas empresas españolas encuestadas (52%) ha declarado haber experimentado un crecimiento significativo (26%) o ningún tipo de cambio en el mismo (26%), en comparación con el 47% de ellas que ha afirmado haber sufrido un descenso significativo de su desarrollo, durante la pandemia. Por otro lado, el 26% de las pequeñas y medianas empresas españolas informaron de un aumento significativo del crecimiento de su negocio, en comparación con el 20% de las pequeñas empresas alemanas, el 22% de las francesas y un 24% de los autónomos italianos encuestados.

Y aunque son muchas las dificultades con las que se están encontrando este tipo de negocios desde que comenzaron las restricciones, los datos muestran la capacidad de adaptación de los autónomos españoles, ya que más del 48% de las pequeñas empresas esperan resurgir con más fuerza que antes de la COVID-19. Además, destaca la manera en la que están aclimatándose a los nuevos canales digitales para aumentar las ventas y continuar: la tienda física continúa siendo el principal canal de venta para el 47%, el 52% dice utilizar la página web de su empresa, para el 39% lo son las redes sociales y un 20% manifiesta que utiliza su propia tienda online.
Las pequeñas empresas españolas encuestadas afirmaron que los principales retos a los que se enfrentaron durante la pandemia de la COVID-19 fueron: mantener el negocio durante la pandemia (32%), aumentar el número de nuevos clientes (20%) e incrementar la fidelidad de los clientes (13%). Y, para enfrentar estos desafíos, destacan que se han dedicado parte de sus recursos a contabilidad/finanzas y RRHH e informática (35%), ventas y marketing (36%) y en atención al cliente (15%). 
En cuanto a los principales retos para las pequeñas empresas a nivel global son, en primer lugar, para el 90% de pequeñas empresas españolas el principal reto es aumentar la fidelidad de los clientes. En segundo lugar, el 89% de estas consideraron que sus principales retos son mantener el negocio durante la pandemia de COVID-19 y aumentar el número de nuevos clientes. Y, para el 71% de los pequeños empresarios es importante ampliar los conocimientos tecnológicos / soluciones digitales.
Por otro lado, es relevante decir que, aunque el balance está siendo positivo y la digitalización está ayudando a un sinfín de autónomos, la COVID-19 ha hecho mella en algunos de ellos ralentizando el ritmo de la empresa. Tanto es así que el 18% de los encuestados se han visto a despedir una parte o el total de sus empleados.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda