BioNTech supera los 1.100 millones de benefecio

10 de mayo de 2021

Tras los resultados presentados por Pfizer la semana pasada, en los que disparaba su beneficio hasta los 4.048 millones de euros, este lunes ha sido el turno para el laboratorio alemán BioNTech, responsable junto a Pfizer de una de las vacunas de ARN mensajero contra la Covid-19. 

Compartir en:

La compañía obtuvo un beneficio neto de 1.128,1 millones de euros en los primeros tres meses del año, frente a las pérdidas de 53,4 millones contabilizadas en el mismo periodo de 2020, informó la empresa. Las ventas del laboratorio germano se dispararon hasta los 2.048,4 millones de euros, todo ello debido al despliegue de los programas de vacunación. Este dato representa un gran contraste en relación a los ingresos de 27,7 millones de euros registrados en el mismo periodo del año precedente.
En cuanto al número de dosis entregadas, la compañía indicó que hasta el pasado 6 de mayo se habían enviado alrededor de 450 millones de dosis de la vacuna contra la Covid-19, además de haber firmado pedidos para la entrega de 1.800 millones de dosis este año, y ya cuentan con los primeros encargos para 2022. Así, BioNTech tiene previsión de elevar su capacidad de manufactura anual de la vacuna contra la Covid-19 hasta los 3.000 millones de dosis para final de año y superar esta capacidad en 2022.


Asimismo, la firma alemana destacó que, hasta la fecha, no hay evidencia de que sea necesaria una adaptación de su vacuna para hacer frente a las nuevas variantes emergentes identificadas de la Covid-19, aunque aseguró BioNTech ha desarrollado una estrategia integral para abordar dichas variantes en caso de que surja la necesidad en el futuro.  Sahin, cofundador y consejero delegado de BioNTech, declaró que el laboratorio está avanzando hacia una etapa posterior de pruebas para tres de sus programas de oncología, añadiendo que el laboratorio planea lanzar múltiples productos durante los próximos cinco años.
Por otro lado, BioNTech anunció este lunes que establecerá en Singapur su sede regional en el sudeste asiático y construirá una planta de producción de vacunas, que estará operativa en 2023. La firma alemana planea abrir su oficina en Singapur e iniciar la construcción de la planta en 2021, en función de la aprobación de los planes, indicó la compañía germana, que confía en crear hasta 80 puestos de trabajo en Singapur.

A este respecto, BioNTech destacó que, tras fijar en 2020 su sede en los Estados Unidos en Cambridge (Massachusetts), el establecimiento de la sede del sureste de Asia representa "un hito clave en la expansión internacional de la empresa".
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda