Inditex cerrará otras 56 tiendas en España entre junio y agosto 

13 de mayo de 2021

Inditex acometerá el cierre de 56 nuevas tiendas en España entre junio y agosto, dentro de su plan de absorciones que acomete a nivel mundial y que en el mercado doméstico supondrá una reducción de su red en hasta 300 establecimientos una vez acabado 2021.

Compartir en:


Así lo ha comunicado la empresa a los sindicatos en la última actualización del calendario de cierres. Estos cifran en 475 los trabajadores indefinidos afectados por la medida, que deberán ser recolocados por la compañía dentro del acuerdo firmado con los representantes de los trabajadores para garantizar el mantenimiento del empleo. Desde CC OO exigen cumplir "rigurosamente el procedimiento pactado, garantizando la reubicación en tiendas cercanas y sin pérdidas de horas de contrato" para estos empleados.
Este sindicato explica en un comunicado que en los procesos anteriores de cierre, como los 114 que se produjeron entre enero y abril, del total de vacantes ofrecidas por la empresa el 60% se ubicaban dentro de la misma provincia, y el 44% tenían entre 30 y 40 horas semanales de trabajo. Y "solo" un 19% de las vacantes reunían ambas condiciones: recolocación en la misma provincia y con una jornada semanal de entre 30 y 40 horas. "Una insuficiente calidad de las vacantes ofertadas (especialmente en términos de horas de contrato y proximidad) que entendemos ha sido la causa principal, junto con las cargas de trabajo y las dificultades de conciliación, de que el 25% de las personas afectadas por los cierres anteriores hayan optado por la extinción de su contrato", dice CC OO.

El mayor número de cierres de esos 56 se producirá en Andalucía, con 19 y 195 trabajadores afectados, seguida de Cataluña, con 8 tiendas y 44 trabajadores, y Madrid, con otras 8 tiendas y 83 empleados. Por enseñas, la que aglutinará más cierres es Oysho, con 13. De Zara se cerrarán 6 con una afectación para 153 trabajadores.

Empresa y sindicatos firmaron en diciembre un pacto para garantizar el empleo que garantiza de manera expresa que los trabajadores de las tiendas que vayan a cerrar mantengan su tipo de contrato, completo o parcial; el número de horas o su antigüedad, entre otros aspectos. Además, Inditex debe ofrecer, como primer punto, la reubicación en otra tienda de la misma marca; de no ser posible, en otra de las marcas del grupo; y en último caso, la reubicación en un centro logístico, en todos los casos manteniendo las condiciones laborales y dentro de un perímetro de 25 kilómetros desde la tienda de origen.

De no ser posible garantizar esa distancia, y si la reubicación no conlleva cambio de domicilio, la empresa compensa los gastos de desplazamiento hasta un máximo de 90 euros mensuales. Si conlleva cambio de domicilio se compensará con hasta 3.000 euros, gastos de la mudanza y cinco días libres. La última opción para todos los afectados es la extinción laboral, a la que el trabajador tiene derecho durante un año desde que se cierre su tienda. En ese caso perciben la indemnización neta equivalente a un despido improcedente, más una prima adicional que puede llegar a 7.500 euros, según la antigüedad. Según CC OO, el 25% de los afectados por el proceso ha optado por esta opción.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda