CaixaBank mejora las condiciones de su ERE

19 de mayo de 2021

El banco ha confirmado su intención de recolocar a 500 personas a empresas filiales (conservando antigüedad)  para reducir a 7.791 empleados los afectados por el despido colectivo, frente a las 8.291 que propuso en un primer momento, propuesta que detallará en las próximas reuniones. Además, ha ampliado del 50% al 60% el cupo de bajas para mayores de 52 años.

Compartir en:



Inicialmente, el banco propuso que la mitad de las salidas fueran de mayores de 50 años. Fuentes de CaixaBank han señalado que se ha establecido este límite como medida necesaria para preservar el equilibrio generacional y evitar que todas las salidas se concentren en el mismo tramo de edad.
La entidad ha ofrecido asimismo un ligero incremento de las indemnizaciones para las extinciones de contrato en función de los diferentes grupos de edad. Así, los empleados de 63 años o más percibirían, en caso de adherirse al ERE, una indemnización de 20 días por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades, propuesta que se mantiene sin cambios.

El grupo 2 pasaría a estar formado por trabajadores de 57 a 63 años -antes de 58 a 63-, que recibirían, en caso de tener quince años de antigüedad, el 50 % del salario pensionable y un convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años, según han explicado los sindicatos.
En el grupo 3 se incluiría el personal de 55 a 56 años -antes de 55 a 58 años- con quince años de antigüedad, que en este caso percibiría una indemnización del 50 % del salario regulador con un máximo de 2,25 anualidades -antes 2-.

El resto de trabajadores, los menores de 55 años, cobrarían 30 días por año trabajado -la propuesta inicial planteaba 25- con un tope de 20 mensualidades, dos más que las propuestas al principio de la negociación. En cuanto a la homologación laboral de las condiciones de los empleados procedentes de Bankia, la voluntad de la dirección es pactar dicha convergencia a partir de la entrada en vigor del acuerdo laboral.

Si se han de aplicar mejoras retributivas, señalan desde la entidad, éstas se realizarán de forma progresiva en un plazo de cinco años. La representación de los trabajadores ha criticado la actitud "inmovilista" de la empresa y ha afirmado que el acercamiento, que ha sido "ínfimo", está "muy alejado de una propuesta viable". "Ni siquiera es un acercamiento, es insultante", han subrayado los sindicatos. El próximo encuentro tendrá lugar el 26 de mayo, aunque la intención es que a partir de la siguiente semana se acelere el ritmo de contactos con dos reuniones semanales.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda