Galán, una vez mas, pide seguridad jurídica 

09 de junio de 2021

Galán, presidente de Iberdrola, ha pedido insistentemente "seguridad jurídica" al Gobierno para abordar la transición energética que necesita España y para sacar adelante las multimillonarias inversiones en renovables que hay programadas.

Compartir en:

Era la primera intervención pública de Galán desde que, hace unos días, el Gobierno anunciara por sorpresa un anteproyecto de ley para contener los precios de la luz recortando fuertemente los ingresos de algunas eléctricas, sobre todo Iberdrola y Endesa. El argumento de ministerio de Transición Ecológica para ese recorte, de más de mil millones, es que algunas centrales, sobre todo nucleares e hidráulicas, están ya muy amortizadas y tienen costes más bajos que el resto, pero que se benefician de altos márgenes. Es la vieja idea de los windfall profits (beneficios caídos del cielo), una histórica obsesión de una parte de la izquierda política.

"El anteproyecto de ley supone unas cargas inesperadas", ha dicho Galán. "En situaciones coyunturales no se pueden tomar decisiones estructurales", ha recordado, parafraseando el dicho de que "en momentos de tribulación no hay que hacer mudanza". "Esperamos que a lo largo de la tramitación se llegué a una legislación que dé certidumbre para atraer las inversiones".
Hacía ya casi dos años, desde que se cerró la última gran reforma del sector eléctrico, que no aparecía el fantasma de la "inseguridad jurídica" y la regulación cambiante en el mercado de la luz, que tanto daño ha hecho al país y a las empresas. Ahora, vuelve con toda su intensidad. Las palabras de Galán son las primeras que lanza, públicamente y sin filtros, un primer ejecutivo de una gran eléctrica contra el nuevo anteproyecto.
Galán ha sido muy duro a la hora de decir que "no es cierto" que algunas centrales estén amortizadas o que ganen mucho dinero. "De hecho, las nucleares están en pérdidas". Galán ha explicado que tiene "mucho respecto" por la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, pero "los argumentos que se han utilizado" para sacar el anteproyecto de ley "no son ciertos". Y eso ha llevado a "una inseguridad jurídica" de la que ya están el avisando las agencias de rating.
El problema es que al final "la inseguridad jurídica la pagan todos los consumidores" y además puede poner en peligro las inversiones que se necesitan en España y las que contempla el Pniec (Plan Nacional de Energía y Clima). "Hagamos que no tengamos elementos que nos encarezcan la electricidad" con unas "cargas inesperadas contra unas instalaciones" que "ni están amortizadas ni tienen beneficios", ha reclamado Galán. Y ha insistido: decir lo contrario "son argumentos que no corresponden a la verdad".
Galán ha pedido consenso en el sector, y trabajar unos al lado de otros. "Sabemos lo que tenemos que hacer, el objetivo, y tenemos las herramientas. Tenemos que avanzar unos al lado de otros. No unos contra otros. Sin sustos, con planificación, y con consenso y diálogo. Teniendo siempre en cuenta a los ciudadanos, la competitividad de las empresas y a los accionistas". Podemos "transformar nuestro país, es una oportunidad histórica".
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda