Criteria sigue comprando acciones de Naturgy

15 de junio de 2021

Según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el vehículo inversor de CaixaBank se ha hecho con más de 243.700 títulos de Naturgy en sus últimas compras, que a los actuales precios de mercado tienen un valor de 5,33 millones de euros, para elevar su participación hasta el 25,243%.

Compartir en:

Criteria acelera asi, las compras en Naturgy con más de 4 millones de euros cada día Con este último movimiento, CriteriaCaixa prosigue con su escalada en el capital de Naturgy hacia su objetivo de llegar al entorno al 30%, sin superarlo. Los títulos de la energética presidida por Francisco Reynés cerraron este martes a 21,88 euros, con una subida del 0,09%. El precio de la oferta de IFM para alcanzar hasta el 22,69% del capital de Naturgy asciende a 22,37 euros por acción, tras el ajuste realizado por el dividendo.
Como se recuerda, el pasado 18 de mayo, CriteriaCaixa anunció su decisión de reforzar su presencia en el capital social de Naturgy, sin llegar a sobrepasar el 30% del accionariado, nivel a partir del cual la legislación obliga a formular una OPA. Este acuerdo fue ratificado por la Comisión Ejecutiva de la Fundación Bancaria 'la Caixa'.

En estos momento, CriteriaCaixa es el primer accionista de la energética, con ese más del 25,24%, seguido de los fondos GIP (20,6%) y CVC -con el grupo March- (20,7%) y de la estatal argelina Sonatrach (4,1%). El resto del capital de Naturgy está en manos de inversores institucionales (22%), entre los que figuran Norges Bank (1,143%) y pequeños inversores (7,7%). La compañía cuenta con alrededor de 74.000 accionistas. De esta manera, la OPA de IFM, vinculada a alcanzar un mínimo del 17%, ve como ya más de un 70% del capital de la energética -los dos fondos, más CriteriaCaixa y Sonatrach- no acudirían a la oferta. La operación, además del visto bueno de la CNMV, debe contar con la autorización del Consejo de Ministros, debido a la normativa de blindaje aprobada el año pasado por el Gobierno por la crisis del Covid-19, que permite al Ejecutivo vetar la compra por un inversor extranjero de más de un 10% de una empresa española de un sector estratégico, como es el de la energía.





 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda