IAG:tras la pandemia pueden volver las concentraciones

17 de junio de 2021

El consejo de administración de IAG aprecia que, una vez superada la pandemia, podría abrirse una nueva oleada de integración en el sector aéreo. El presidente, Ferrán, ha señalado ante la junta de accionistas celebrada este mediodía que "la industria va a ser estructuralmente distinta". 

Compartir en:

Y el consejero delegado, Luis Gallego, ha remachado que el grupo está preparado para salir reforzado de la presente crisis: "Podremos invertir en producto propio o participar en oportunidades de crecimiento que vengan con la consolidación de la industria".
El holding que agrupa a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus cuenta con una posición de liquidez de 10.500 millones y viene de presentar unas pérdidas de 7.480 millones en 2020. Cerrado el grifo del dividendo, el presidente Ferrán ha recordado la trayectoria de rentabilidad del grupo antes de la crisis sanitaria y ha resaltado los 4.100 millones distribuidos entre los accionistas de 2015 a 2019.

Ni en su discurso ni en el de Luis Gallego se ha hecho referencia a una futura vuelta a la remuneración. Tampoco se ha escuchado alusión alguna al proyecto de compra de Air Europa o al futuro papel de la low cost Level. Fiel a su estilo, Gallego ha arrancado su intervención agradeciendo el compromiso de las plantillas de las aerolíneas de IAG, para aplaudir posteriormente el apoyo de los accionistas durante estos meses críticos para la compañía y el sector aéreo. Tanto Javier Ferrán como Lis Gallego han subrayado el respaldo a la ampliación de capital por 2.740 millones articulada para reforzar el grupo ante el azote de la pandemia.

El consejero delegado ha dibujado un panorama afectado aún por el Covid-19, pero ha reclamado a los Gobiernos, especialmente al británico, que se guíen por "evidencias científicas" para abrir fronteras y permitir la libre circulación de ciudadanos ya vacunados. El CEO de IAG ha sido especialmente crítico con el semáforo sanitario de Reino Unido, sobre el que urge la rebaja de los requisitos para los vuelos hacia y desde los países clasificados en color ámbar, entre ellos España.

IAG, se ha reiterado esta mañana, "entró con una posición sólida en la crisis", en palabras de su primer ejecutivo, "y está preparada para volar". Luis Gallego se ha referido a la tabla de salvación en que se ha convertido el negocio de carga, a la posición de Iberia como la mejor aerolínea del grupo en el primer trimestre de este 2021, y al recorte acometido en British, tanto de personal como de flota, para hacerla más flexible. Más preocupado se ha mostrado con el presente de Aer Lingus, sujeta a severas restricciones de vuelo hasta el próximo 17 de julio, mientras que ha destacado el recorte en los números rojos de Vueling a 31 de marzo. Para la dirección una de las claves para superar este profundo bache está en la reducción de costes fijos frente a los variables, lo que permite una mejor adaptación a la volatilidad de la demanda.

La junta, con bajo nivel de participación, ha aprobado todos los puntos del orden del día, entre ellos la renovación del CEO por un año. También ha salido adelante el nuevo plan de incentivos en acciones.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda