Las constructoras frenan su crecimiento

06 de julio de 2021

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA (filial de CESCE), líder en el suministro de Información Comercial, Financiera, Sectorial y de Marketing en España y Portugal, el valor de la producción del sector de la construcción en España experimentó en 2020 una caída del 13%, hasta cifrarse en 105.811 millones de euros, al verse penalizada la actividad por el deterioro de la coyuntura económica y la suspensión temporal de las actividades no esenciales a causa de la pandemia de la COVID-19.

Compartir en:

El segmento de edificación registró un descenso del 12,7%, situándose en 88.286 millones de euros, y destacando especialmente el negativo comportamiento de la edificación residencial, que retrocedió un 14,8%. Esta variación se situó en el -12,7% en el caso de la edificación no residencial y en el  -10,6% en el caso de los trabajos de rehabilitación y mantenimiento.
 
La actividad de obra civil contabilizó una caída del 14,4%, de manera que la cifra de producción se situó en 17.525 millones de euros. La actividad fuera de España también estuvo penalizada por el deterioro de la coyuntura y las restricciones derivadas de la pandemia, dando lugar a un retroceso de los ingresos de las empresas españolas en mercados exteriores del 8,4% y una cifra de 39.400 millones de euros. Así, la facturación en el extranjero representó el 27% del negocio total de las empresas españolas en España y en mercados internacionales.
 Ø  La actividad del sector de la construcción se vio impactada en 2020 por el efecto de la crisis de la COVID-19, dando lugar a una caída del 13% en el valor de la producción en España, hasta situarse en 106.000 millones de euros.
Ø  En el ámbito internacional las empresas españolas vieron reducidos sus ingresos hasta los 39.400 millones de euros (-8%), ante la suspensión temporal de los trabajos y el aplazamiento de contratos.
La paulatina mejora de la coyuntura macroeconómica a partir del segundo trimestre de 2021 deberá propiciar una progresiva recuperación del valor de la producción a corto plazo, la cual se prolongará en 2022, en un contexto marcado por la reactivación de la economía y el impulso de la inversión en edificación y obra civil.
En enero de 2020 se encontraban operativas unas 85.500 empresas con actividad de construcción, mientras que el número de personas ocupadas ascendió a 1,26 millones en el primer trimestre de 2021, un 1,3% menos que un año antes. Los seis primeros grupos constructores reunieron en 2020 cerca del 30% del valor total de la producción en España y del negocio de las empresas españolas en el extranjero. Esta participación se situó solo en torno al 4% al considerar exclusivamente la actividad en España, mientras que en los mercados internacionales ascendió hasta el 97%.



 
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda