Iberdrola y Shell se alían para pujar por proyectos eólicos marinos 

16 de julio de 2021

Iberdrola, a través de su filial ScottishPower, y Shell han sumado capacidades y experiencia para poner en marcha los primeros parques eólicos marinos flotantes del mundo a gran escala, en el Reino Unido. 

Compartir en:

Las dos compañías pujan por múltiples propuestas para desarrollar estas instalaciones pioneras al noreste de Escocia, dentro del programa ScotWind Leasing convocado por Crown State Scotland, cuyo plazo de presentación se ha cerrado hoy.
 
ScotWind Leasing es la primera ronda de subasta de fondos marinos para el desarrollo de energía eólica en aguas escocesas en más de una década y concederá derechos de propiedad para el desarrollo de nuevos proyectos eólicos marinos a gran escala, incluida, por primera vez, la eólica flotante. Se espera que Crown Estate Scotland anuncie los resultados de esta nueva ronda a principios de 2022. Con décadas de experiencia trabajando en alta mar, una importante presencia en Escocia y un amplio historial en la realización de algunos de los proyectos de infraestructuras energéticas más complejos e innovadores del mundo, la filial británica de Iberdrola y Shell forman el equipo óptimo para hacer realidad estos nuevos proyectos.
 
La energía eólica marina flotante -una tecnología relativamente nueva y todavía en desarrollo- es especialmente adecuada para las zonas de aguas más profundas, en las que no es posible instalar cimentaciones fijas. Esto la convierte en la solución ideal para el desarrollo de proyectos eólicos marinos flotantes en aguas escocesas, que irá cobrando cada vez más importancia dentro del mix energético del Reino Unido, a medida que se incorpore a la red más y más energía renovable para cumplir los objetivos Net Zero.
  
Iberdrola opera ya más de 1.300 MW eólicos marinos, distribuidos en el mar Báltico alemán (Wikinger) y en el Reino Unido (East Anglia One y West of Duddon Sands). Esta capacidad se duplicará en los próximos años con los proyectos que desarrolla en Alemania (Baltic Eagle), Francia (Saint Brieuc) y la costa norteamericana de Massachusetts (Vineyard Wind I).
La expansión de la cartera de proyectos eólicos marinos de Iberdrola en los últimos doce meses -20.000 MW a finales del primer trimestre de 2021-, reforzada por nuevas plataformas de crecimiento, como Japón, Polonia, Suecia e Irlanda, permitirá al grupo tener 12.000 MW eólicos marinos en operación en 2030. De esta cartera, cerca de la mitad está lista para iniciar su construcción: Kitty Hawk (Carolina del Norte, 2.500 MW); Zone 522 (Massachusetts, 3.400 MW); East Anglia Hub (mar del Norte, 3.100 MW) y Windanker (mar Báltico, 300 MW). La compañía tiene, además, más de 10.000 MW en desarrollo en Suecia (3,6 GW), Japón (2,7GW), Polonia (2-3 GW) e Irlanda (3 GW).
 
Iberdrola se encuentra, así, en una posición óptima para participar en las subastas y licitaciones previstas en los próximos meses en sus nuevas plataformas de crecimiento: Estados Unidos, que sacará a subasta 3.200 MW; Reino Unido (hasta 12.000 MW), Japón (3.000 MW), Alemania (900 MW), Francia (hasta 2.250 MW), y Dinamarca (hasta 2.200 MW).  Y ahora también Escocia.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda