La dejadez del Gobierno complica la OPA de IFM sobre Naturgy

19 de julio de 2021

El tiempo pasa y el Gobierno no termina de tomar una decisión concreta sobre la acción de oro y la OPA presentada por IFM sobre Naturgy, de modo y manera que, ya ninguno de los implicados sabe muy bien que hacer y cómo defender sus intereses. Así según unas informaciones, IFM esta negociando con CVC para hacerse con un paquete de acciones y evitar el vaciado bursátil de la gasista. Otros señalan que Criteria seguirá comprando para frenan al fondo australiano. 

Compartir en:

Y mientras el Gobierno se mira el ombligo y deja que llegue el time limit.
Según determinadas fuentes, Criteria está dispuesta a seguir incrementando su participación en Naturgy aunque la cotización de la compañía supere los 22,37 euros, es decir, el precio de la opa de IFM. El holding financiero de la Fundación bancaria La Caixa inició el pasado 18 de mayo una carrera para ganar peso en la gasista sin mayor límite que superar el 30% del capital para no tener que lanzar una opa. El hólding financiero contaba con una participación del 24,8 por ciento y en los dos meses que han transcurrido desde entonces, Criteria ha alcanzado el 25,24%, es decir, aproximadamente un 0,5% más en el que habría invertido del orden de 106 millones de euros. Criteria compra diariamenta alrededor de 2,5 millones de euros en acciones de Naturgy para evitar una fuerte subida de la acción que le encarezca la operación. Las adquisiciones las realiza un equipo propio del hólding para poder controlar y optimizar su inversión y, pese a esto, Naturgy alcanzó la semana pasada el precio de la opa de IFM de 22,37 euros por acción, aunque posteriormente se redujo hasta los 22,18 euros.

En su momento, CVC y GIP se comprometieron con IFM a no venderles su participación IFM, por su parte, podría haber acudido al mercado directamente a comprar la participación en Naturgy pero optó por lanzar una opa parcial para evitar que el precio de las adquisiciones en bolsa pudiera dispararse. Desde un primer momento, el fondo australiano cuenta con una carta de CVC y GIP en la que se comprometen a no acudir a la oferta del fondo australiano. 

Sin embargo, en estos momentos circula el rumor de que  IFM se ha acercado a  CVC Capital Partners. El fondo de capital riesgo está siendo tentado por el fondo de pensiones australiano para que se deshaga de su participación una vez se inicie el periodo de adhesión, según las fuentes consultadas.
Hay  según estas mismas informaciones varias razones para que finalmente suceda. La principal es que el fondo de capital riesgo capitaneado en España por de Jaime, que maneja su 20% de la energética a través de Rioja Luxembourg junto a la familia March, entró en 2019 en la compañía a un precio de 20 euros por título y ahora podría vender por 22,7, multiplicando así su inversión inicial y recogiendo plusvalías. En concreto, de acuerdo con la información de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, su paquete accionarial asciende a más de 4.000 millones de euros.

Por el momento, nada ha cambiado en ese aspecto pese a la colaboración existente entre GIP e IFM en otras inversiones o el intento reciente de lanzar una opa conjunta sobre el Aeropuerto de Sidney, que ha sido ya rechazada por la compañía propietaria., pero  n sí de CVC haría triunfar la OPA. Con una oferta dirigida al 22,69% del capital de Naturgy, el mínimo de adhesión necesario es del 17% de los accionistas, porcentaje que quedaría perfectamente cubierto con el paquete de títulos del fondo de inversión, que daría por concluido su periodo en la compañía tres años después de comprar a Repsol el paquete de acciones en entonces Gas Natural.

Criteria, a la que el fondo también le ofreció firmar dicho compromiso, desestimó esta petición y, de hecho, el posicionamiento de la entidad ha pasado de la pasividad a moverse para defender unos puntos concretos, tal y como la propia compañía especificó el 18 de mayo.
La decisión de Criteria pretende que Naturgy se mantenga como empresa cotizada en España (asegurando liquidez a todos sus accionistas); asegurar un Plan Industrial dotando a la misma de suficiente tiempo para su ejecución y priorizando la inversión productiva; mantener la seguridad de suministro energético a España y evitar ventas de negocios de Naturgy sin asegurar su reinversión.

Gran parte de estos puntos parecen ya haberse puesto en marcha con la decisión de presentar el nuevo plan estratégico, el acuerdo con Sonatrach o la búsqueda de un comprador para el negocio de comercialización de gas en Irlanda.
Es decir, la tensión entre Criteria e IFM se está viendo incrementada casi al mismo ritmo que la entidad financiera española refuerza su peso en la gasista. El próximo 27 de julio, el consejo de administración de Naturgy aprobará su esperado plan estratégico para el periodo 2021-2025. En el mismo, la compañía dará a conocer las inversiones para los próximos años -principalmente en renovables- así como la política de retribución a los accionistas. En ambos casos, los analistas esperan que las cantidades crezcan gracias a la venta de activos no estratégicos realizada en los últimos meses, como CGE en Chile o los ingresos logrados tras el acuerdo con Egipto por Damietta.

A esta situación se une que el expediente sobre la opa puede quedar ahora en un limbo ya que las premisas sobre las que se habían hecho los primeros análisis podrían variar. Entre otros puntos, el Gobierno sigue con detalle la decisión final de Marruecos sobre el futuro del gasoducto GME que puede suponer cambios importantes por el mayor peso estratégico que tendría la compañía.
Ahora bien, tras  la reestructuración del Gobierno ha ganado peso el bando que apoyaba la entrada de IFM en la compañía, entre los que se encontraba el actual ministro de Presidencia, Bolaños, o las vicepresidentas, Calviño y  Ribera. 
Asi que puede que antes de fin de mes se sepa algo al respecto aunque solo queden dos consejos de ministros antes de la diáspora veraniega.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda