Posible segregación de la eólica marina

21 de julio de 2021

Iberdrola está estudiando "con muchísimo detalle" una posible segregación (spin-off) de su negocio de eólica marina, según ha anunciado su presidente, Ignacio Sánchez Galán.

Compartir en:

En la conferencia con analistas para presentar los resultados del primer semestre, Galán subrayó que el grupo "siempre" está estudiando "todas las medidas potenciales para optimizar su balance y su perfil financiero en áreas atractivas", como puede ser la eólica marina. Así, el directivo, comentó que de todas maneras aún no hay tomada una decisión al respecto, destacó el potencial de este negocio, una de las grandes apuestas de la energética a futuro y donde es puntera en el mundo, que genera unos 600 millones de euros de resultado bruto de explotación (Ebitda).
Por otro lado, el presidente de Iberdrola aseguró que está estudiando la posibilidad de colocar una parte de su negocio de eólica marina. Galán explicó que no hay ninguna decisión tomada al respecto pero que están analizando todas las opciones posibles para poder acelerar el crecimiento de este negocio en los próximos años. La empresa cuenta con una elevada cartera de proyectos en tramitación.

Iberdrola ya opera más de 1.300 megavatios (MW) de esta tecnología y avanza, conforme al calendario previsto, en los proyectos de Saint Brieuc (Francia, 496 MW), Vineyard Wind 1 y Park City Wind (800 y 804 MW en Estados Unidos, respectivamente) y Baltic Eagle (Alemania, 476 MW), que le permitirán duplicar su capacidad offshore en los próximos años. Además, la estrategia de la energética en el segmento eólico marino se verá impulsada por los procesos de subastas previstos a corto plazo en los principales mercados donde opera o está posicionada: Europa (37.000 MW entre 2021-2022), Estados Unidos y Asia Pacífico (13.800 MW hasta 2024). En este sentido, Galán apuntó que el grupo prevé el desarrollo de 12.000 MW 'offshore' hasta 2030, con unas inversiones de unos 30.000 millones.

Asimismo, confirmó el interés del grupo en un país como Vietnam, con un acuerdo para hacerse con una cartera de casi 600 MW, compuesta por cinco parques eólicos, y que prevén poder empezar antes de 2022-2024. 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda