Su competidor se queda solo

Deliveroo, abandona España. 

30 de julio de 2021

La compañía ha anunciado este viernes, cuando faltan pocos días para la entrada en vigor de la nueva ley de riders, su intención de cesar su actividad en el país. Argumenta dificultades para la viabilidad de su negocio en el país, tras no alcanzar el rendimiento esperado.

Compartir en:

La compañía, que ya reconoció el pasado marzo durante su salida a Bolsa que podría salir de España, ha emitido esta mañana una nota en la que comunica su intención de realizar una consulta a sus empleados, riders afectados e instituciones sobre el cese de sus operaciones en el país. Un mero formalismo previo al cese de su actividad en España, puesto que la decisión ya está tomada según confirman varias fuentes.

Deliveroo explica que actualmente opera en 12 mercados de todo el mundo, y la gran mayoría del valor bruto de las transacciones (GTV) de la empresa procede de mercados en los que Deliveroo ocupa la primera o segunda posición. En España, donde compite con Glovo, Uber Eats y Just Eat, la compañía ocupa el tercer o cuarto puesto, dependiendo de las ciudades. Un puesto insuficiente para mantener los márgenes. La plataforma de delivery, participada por Amazon, detalla que España representó menos del 2% del GTV de Deliveroo en el primer semestre de 2021." La compañía ha llegado a la conclusión de que alcanzar y mantener una posición de mercado de primer nivel en España requeriría un nivel de inversión muy elevado con un rendimiento potencial muy incierto a largo plazo que podría afectar a la viabilidad económica del mercado para la empresa", indica en el comunicado.

Aunque en su nota Deliveroo no habla de la ley de riders, el cambio que esta acarrearía en su operativa parece que complicaría aún más la situación actual de la compañía en el país, pues desde el sector siempre ha indicado que la nueva normativa va a elevar los costes de las empresas de delivery, al tener supuestamente que contratar directamente a los repartidos o subcontratar flotas de riders a terceras empresas. Deliveroo, de hecho, había estado negociando acuerdos con algunas compañías de reparto de última milla, según explicaron a este periódico el pasado mayo fuentes conocedoras.
"La propuesta de poner fin a las operaciones en España refleja la intención de la empresa de centrar las inversiones y los recursos en los demás mercados en los que opera, continuando con el crecimiento de su red de consumidores, de socios de restaurantes y supermercados, así como de riders, y ampliando su cuota de mercado tanto en nuevas ciudades como en ciudades en las que ya desarrolla su actividad", remarcan desde Deliveroo.

Deliveroo, fundada por William Shu en 2012, prevé que el proceso de consulta colectiva comience a principios de septiembre y asegura que trabajará con todas las partes interesadas y preparará toda la documentación necesaria para ello.
"En caso de que la empresa decida poner fin a sus operaciones tras la conclusión del proceso de consulta, que durará aproximadamente un mes, la empresa se asegurará de que los riders y los empleados dispongan de un adecuado paquete de compensación que cumpla con todas las normativas y la legislación local", añade. La plataforma aclara que esta propuesta no afecta a las orientaciones para todo el año comunicadas anteriormente sobre el crecimiento anual del GTV del grupo y sobre el margen bruto de beneficio.
“La decisión de plantear el cese de nuestras operaciones en España no ha sido tomada a la ligera. Queremos dar las gracias a todos los restaurantes que han trabajado con Deliveroo en España, así como a nuestros apreciados clientes. Mostramos un especial agradecimiento a los miles de riders, excepcionales y siempre voluntariosos, que han escogido trabajar con Deliveroo, así como a nuestros empleados, llenos de talento y totalmente comprometidos. Todos recibirán apoyo durante el periodo de consulta”, señala Hadi Moussa, Chief Business Officer Internacional de Deliveroo.

El negocio de Deliveroo en España se desconoce, ya que la compañía no presenta cuentas en el Registro Mercantil desde 2016. En 2020, el grupo inyectó 5,1 millones de euros para financiar sus operaciones.  La salida de la compañía de España beneficiará a sus rivales, que tratarán de hacerse con su cuota de mercado con el fin de mejorar sus márgenes. El sector del delivery se ha visto impulsado durante la pandemia, llevando comida de restaurantes a domicilios. Shu reconoció el pasado marzo que la crisis sanitaria había dado un gran impulso al sector de la entrega de comida a domicilio. "Hemos visto un fuerte comienzo de 2021 y solo estamos en el comienzo de un viaje emocionante en un mercado de entrega de comida a domicilio todavía incipiente, en rápido crecimiento y lleno de oportunidades". El viaje, sin embargo, de Deliveroo en España parece que acabará antes de que finalice este año. 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda