Primer préstamo energético en Europa vinculado al agua

02 de agosto de 2021

Iberdrola ha materializado el primer préstamo del sector energético en Europa vinculado a la reducción del consumo de agua; una operación de financiación realizada con la entidad Intesa Sanpaolo, por un importe de 250 millones de euros a cinco años.

Compartir en:

La operación incluye un incentivo vinculado a la consecución de objetivos de economía circular: Iberdrola se compromete a reducir progresivamente el uso de agua, que no superará el umbral de 420 m3/GWh en 2025. Si se cumple, Intesa Sanpaolo aplicará un descuento al préstamo. Si no es así, se incrementará el coste de la financiación. El préstamo circular con Iberdrola representa la mayor operación realizada en España en el marco del programa de Economía Circular de 6.000 millones de euros, lanzado por Intesa Sanpaolo en su Plan de Negocio 2018-2021.

En la actualidad, el grupo cuenta con financiación verde o ligada a criterios de sostenibilidad por un importe superior a los 32.400 millones de euros, de los que más de 15.600 millones de euros corresponden a financiación verde. Asimismo, se mantiene como el mayor emisor privado de bonos verdes del mundo.
Los proyectos a los que se destinan los recursos obtenidos con este tipo de colocaciones están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas en los que Iberdrola focaliza sus esfuerzos: el número 7 –Energía Asequible y No Contaminante- y el número 13 –Acción Climática-. La estrategia de Iberdrola pasa porque su estructura de financiación tenga cada vez un mayor porcentaje de productos verdes y sostenibles, hasta alcanzar el 63% del total en 2025. En 2021, el 100% de sus líneas de crédito y el 70% de sus bonos híbridos cumplirán con estas características.
Este enfoque de la financiación responde al plan de crecimiento de Iberdrola, que contempla inversiones de 75.000 millones de euros hasta 2025, destinadas a duplicar su capacidad renovable, hasta los 60.000 MW y situar el valor de sus activos en redes en 47.000 millones de euros. Un plan que tiene como objetivo impulsar la descarbonización de la economía y, con ella, la reactivación económica y el empleo y que, a 2030, prevé inversiones de 150.000 millones de euros, con las que el grupo alcanzará una potencia instalada cercana a los 100.000 MW.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda