Un reparto interesante para los pequeños

04 de agosto de 2021

El acuerdo entre LaLiga y CVC para que el fondo inyecte 2.667 millones en el fútbol español dará un balón de oxígeno a los clubes profesionales. Estos recibirán un  total de 2.460, una vez ya descontados los más de 100 que se destinarán para el fútbol femenino y a las categorías no profesionales, a través del Consejo Superior de Deportes y la Real Federación Española de Fútbol, y otros 100 que retendrá LaLiga para sus proyectos de digitalización.

Compartir en:

Estos 2.460 millones que se distribuirán a los 42 equipos profesionales se entregarán en forma de préstamos participativos, por lo que el tipo de interés será  0% y tendrán un vencimiento a 40 años, y como sucede en este tipo de fórmula, los fondos tendrán la consideración de patrimonio neto, por lo que no computarán como deuda en el balance y por tanto, no penalizarán a la hora de calcular los límites salariales o el Fair Play Financiero que fija la UEFA.
Así, el único compromiso que tendrán que aceptar los clubes es que el dinero se destine a un plan de negocio que deberá ser validado por LaLiga. Este hecho, unido al plazo de 40 años para devolver las cantidades, al crecimiento del negocio que espera la patronal y CVC a largo plazo, y que los préstamos no computan como deuda y sí como patrimonio, hacen que la fórmula elegida se asemeje más a una inyección de fondos que a una financiación tradicional.

Otro aspecto relevante es el criterio de reparto. Este tomará como referencia el real decreto de 2015 que regula la venta centralizada de los derechos audiovisuales por parte de LaLiga. Sin embargo, no se aplicarán desde cero las condiciones que establecía esa norma. Entre ellas, que el 90% de todo el dinero recaudado por estos derechos vaya a los 20 equipos de Primera División y el 10% restante a los de Segunda; o que un 50% de la cantidad entregada a los primeros se reparta de forma equitativa y el otro 50% según criterios deportivos o de implantación social. En esta ocasión,  se tomará el porcentaje que cada club ha recibido en las últimas temporadas por estos derechos. Por ejemplo, FC Barcelona y Real Madrid han ingresado cada uno alrededor del 10% de la recaudación total de Primera y Segunda División en este concepto cada temporada, por lo que les correspondería en torno a 250 millones. Sin embargo, esta cuestión aún tiene que ser definida por los equipos.

Hay que recalcar que el sistema de reparto definitivo aún debe ser definido, y que para su cálculo final se tomará en cuenta el reparto realizado en la temporada 2020-2021, que no se ha hecho público. Como mera referencia, si se toman las cantidades distribuidas en las tres temporadas anteriores, de las que sí se ha facilitado información, y se extrae el porcentaje promedio que cada equipo recibió en las mismas, se obtiene que el FC Barcelona recibiría unos 252 millones; el Real Madrid algo menos, 238,6 millones; y el Atlético de Madrid casi 184 millones. Les seguiría el Sevilla, con en torno a 120 millones, y el Valencia, con algo más de 117. El Athletic estaría en el siguiente escalón, con cerca de 115, y el Villarreal con unos 108 sería el último equipo en recibir más de 100 millones.
Betis y Real sociedad estarían entre 90 y 95, y cerca de los 90 el Espanyol; entre los 80 y 85 se ubicarían Getafe y Celta. El Alavés ya bajaría a los 75, al igual que el Levante, y el Granada a los 60. Equipos como Rayo Vallecano, Mallorca, Osasuna, Elche o Cádiz, que han ascendido estos últimos años y que no recibieron fondos del mecanismo de compensación por descenso en alguna de esas temporadas, estarían ya en niveles inferiores.



 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda