El "Ibex" rebaja sus deudas

08 de agosto de 2021

A cierre de junio el apalancamiento de las grandes empresas se situaba en los 165.969,95 millones, un 6,5% menos (11.560,58 millones) que los registrados a cierre de junio de 2020. Solo en los seis primeros meses del presente ejercicio las firmas españolas recortaron deuda en 4.548,55 millones.

Compartir en:

Aunque la rebaja del pasivo ha sido la corriente generalizada, este descenso no ha tenido la misma intensidad en todas las compañías, con 12 de ellas incluso elevando su apalancamiento en términos interanuales. En el lado de las cotizadas que más han rebajado su deuda Telefónica ocupa un papel protagonista. La operadora ha bajado en 14.049 millones su pasivo, un recorte que se ha producido en gran medida entre enero y junio (12.076 millones menos). La venta de las torres de Telxius y la fusión en Reino Unido de O2 y Virgin Media han sido los grandes responsables de esta rebaja. Junto al recorte del pasivo, la teleco cerró el primer semestre con una posición de liquidez de 26.924 millones, su máximo histórico. A pesar de estos esfuerzos Telefónica continúa siendo una de las empresas más apalancadas con un pasivo de 23.152 millones, cifra que se eleva a los 41.697 millones si se incluyen los arrendamientos.
ArcelorMittal, Repsol, Naturgy e Iberdrola completan la lista de las firmas que más rebajan la deuda. El aumento de los ingresos y la vuelta a los beneficios con la ayuda del alza de los precios de las materias primas han servido para que la acerera redujera en 2.800 millones de dólares (unos 2.372 millones de euros) su endeudamiento, hasta los 5.000 millones dólares (4.235,48 millones de euros), la cifra más baja desde la fusión. Por su parte,  la petrolera ha bajado en 1.640 millones su pasivo, hasta los 6.386 millones, algo que ha sido posible gracias a la generación de caja y las medidas adoptadas para la protección del balance, que incluyen la emisión de bonos híbridos subordinados.

Más modestos fueron los recortes logrados por Naturgy (1.309 millones menos en términos interanuales) e Iberdrola (515 millones). La gasista pudo seguir rebajando su deuda a pesar de los 605 millones pagados como dividendo complementario de 2020 y gracias a la tesorería de las operaciones y los ingresos obtenidos de la finalización del acuerdo de Unión Fenosa Gas. Por su parte, la eléctrica continúa siendo la firma más apalancada (36.581 millones) por las inversiones de su plan de crecimiento, en el que la apuesta de las energías renovables ocupa un papel destacado.






 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda