Todos contra el PSG y la libertad financiera con que opera

11 de agosto de 2021

A la espera de que cierre el mercado de fichajes, el PSG abonará a sus futbolistas del primer equipo más de 300 millones de euros brutos en nóminas, según datos del portal Salary Sport. Una cantidad muy por encima de lo que abonarán Real Madrid y del FC Barcelona a sus futbolistas a lo largo de esta temporada.

Compartir en:

Tras la confirmación de la contratación de Messi por parte del club francés, la ficha más alta del equipo era la de Neymar, que percibe anualmente 52,8 millones de euros brutos por temporada. Según el diario francés L´Équipe, Messi firmará por las próximas dos temporadas con opción a una más a razón de 40 millones de euros netos por temporada, lo que le convertirá en el jugador mejor pagado del plantel.
En el caso del Real Madrid, el conjunto blanco tendrá que invertir 238,2 millones de euros brutosen  pagar las nóminas de los futbolistas del primer equipo. Todo ello sin contar con la rebaja salarial que ha aplicado el conjunto de Chamartín debido a la pandemia. El futbolista mejor pagado del plantel blanco es el belga Eden Hazard, con un total de 25 millones de euros brutos por temporada.
Por su parte, el FC Barcelona invertirá 207,1 millones de euros este curso en mantener a su plantilla del primer equipo. Tras la marcha de Messi al PSG, el jugador mejor pagado es Antoine Griezmann, con un salario bruto de 36,5 millones de euros por campaña.

El problema es que la cifra del PSG choca de lleno con el 'fair play' financiero, una medida impuesta por la UEFA con la que se pretende asegurar la viabilidad económica de los clubes de fútbol. Ahora bien, según ha apuntado el abogado francés  Branco, que lidera una denuncia de un grupo de socios del FC Barcelona ante la Comisión Europea, "las ratios financieras del PSG, como muestran sus cuentas financieras, cumplieron en la temporada 2019-2020 una relación entre salarios e ingresos del 99%, muy por encima del 70% autorizado por la Liga Nacional y la UEFA. El PSG proyectó en junio, para la temporada 2021-2022, entre 200 y 300 millones de euros de pérdidas. Esto fue antes del fichaje de Messi". "Esas pérdidas podrían llegar a los 500 millones si el PSG no cumpliera sus objetivos anunciados a la liga de vender jugadores por un importe cercano a los 180 millones de euros en esta temporada", señala el abogado.

Y lo peor de todo es que mientras todo esto sucede. la liga francesa ha decidido posponer hasta 2023 la aplicación de las reglas del 'fair play' financiero entre sus clubes: es decir, la razón es "hacer un favor al PSG y a Catar, que organiza el Mundial de 2022". El club parisino es propiedad de Qatar Sports Investments (QSi), grupo que dirige Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG. 


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda