Iberdrola pone en marcha el complejo eólico Herrera II 

17 de agosto de 2021

Iberdrola ha iniciado la puesta en marcha del complejo eólico Herrera II, en Castilla y León. Integrado por tres parques -La Huesa, Valdesantos y Orbaneja-, con 63 MW de potencia instalada y un total de 14 aerogeneradores, generará energía para abastecer a una población equivalente de 60.000 hogares al año y evitará la emisión a la atmósfera de 50.000 t CO2/año.

Compartir en:

Iberdrola ha destinado 70 millones de euros a la promoción del complejo eólico, contribuyendo a dinamizar el tejido industrial de la región. Su desarrollo ha permitido emplear a cerca de 800 profesionales y la práctica totalidad de los trabajos en campo y obra civil han sido realizados por empresas locales. Asimismo, la mayoría de los componentes de estos aerogeneradores se han fabrican en España: las multiplicadoras, en Burgos; las nacelles, en Soria, y los generadores, en Cantabria.
Los aerogeneradores SG 4.5-145 instalados en Herrera II, con palas de 70 metros de longitud y un diámetro de 145 m -tres veces mayor que el de los primeros aerogeneradores-, son los aerogeneradores terrestres más potentes y grandes de España, con una potencia unitaria de 4,5 MW, casi siete veces superior a la de los primeros aerogeneradores instalados en nuestro país hace más de dos décadas.
 
Los parques Orbaneja y La Huesa se han construido en los municipios de Isar, Las Quintanillas, Rabé de las Calzadas y Estepar: el primero de ellos está integrado por siete aerogeneradores, hasta un total de 31,5 MW de potencia instalada; mientras que el segundo cuenta con cuatro turbinas que suman 18 MW. Valdesantos, por su parte, se ha levantado en Estepar y tiene tres aerogeneradores con una capacidad instalada total de 13,5 MW. Con este proyecto, la compañía refuerza su apuesta por Castilla y León y su liderazgo en energías renovables innovadoras en la región, donde ya opera más de 5.200 MW -1.600 MW son eólicos-, situándola como la comunidad autónoma con más megavatios 'verdes' instalados por la compañía.
 
Con la puesta en marcha de los parques eólicos de Herrera II, Castilla y León se consolida como un centro relevante de desarrollos renovables en el ciclo inversor de la compañía a 2025. Solo en la provincia de Burgos, la compañía ha construido recientemente o desarrolla más de 550 MW en proyectos como Ballestas y Casetona (69 MW), Fuenteblanca (10 MW), Buniel (114 MW), Valdemoro (50 MW), Iglesias (94 MW) y Alcocero de Mola (102 MW); así como la instalación fotovoltaica de Revilla Vallejera (50 MW) y dos plantas fotovoltaicas híbridas en tramitación en Ballestas y Casetona (69 MW).
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda