Netflix interrumpe en el imperio A3 y Mediaset

07 de septiembre de 2021

Atresmedia y Mediaset cerraron 2019 con unas ganancias netas de 329 M€ un 14% más que en 2018. Según las previsiones del consenso de analistas que las sigue en FactSet no volverán a ver estas ganancias, al menos, en los próximos cinco años.  Si todo va según lo previsto en 2021 el beneficio será de 296 M€, un 10% menos que las cifras registradas en 2019, antes de la pandemia. 

Compartir en:

La parte positiva es que supondrá casi un 42% más que en 2020. Será en 2022 cuando más se acerquen a los niveles previos al Covid. Entre las dos ganarán más de 318 millones, tan solo un 2,3% por debajo del beneficio de 2019. Las ganancias de Atresmedia se acercarán a los 112 millones, un 4,8% menos que el año previo a la pandemia, mientras que en Mediaset serán de 206 millones, un 2,3% menos.
Más a largo plazo las previsiones no son buenas, de hecho, los beneficios empezarán a descender a partir de 2023. Atresmedia ganará cerca de 113 millones, apenas un 1% más que en 2022, mientras que la caída en las ganancias ya se empezará a notar en Mediaset, que verá cómo su beneficio se recorta un 1,1%.

Para poder hacer frente al gigante del streaming, tanto Mediaset como Atresmedia han lanzado en los últimos años sus propios canales de transmisión online, y con bastante éxito, aunque con muchas diferencias entre ambos. Atresplayer Premium lidera el mercado con 437.000 suscriptores entre enero y junio, según se desprende del último informe de resultados publicado por la compañía, lo que supone un incremento del 73% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Mientras que MiTele Plus registra un promedio mensual entre enero y junio de 189.000 suscriptores, un 33% más que en comparación a los 142.000 de 2020. A pesar de que ambas experimentan un notable crecimiento a raíz de la pandemia están todavía muy lejos de alcanzar a Netflix, que en 2020 registraba cerca de cuatro millones de suscriptores solo en España.
La preferencia por Netflix va más allá de su plataforma. Desde su llegada a España en octubre de 2015 sus acciones no han parado de subir en bolsa hasta cotizar prácticamente en máximos históricos, todo lo contrario a lo que ocurre con Atresmedia y Mediaset (ver gráfico). La primera desciende desde entonces cerca de un 67%, mientras que la segunda lo hace un 46%.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda