DT vende su filial holandesa

07 de septiembre de 2021

Deutsche Telekom ha pactado la venta de su unidad holandesa a las gestoras de fondos y capital riesgo Warburg Pincus y Apax Partners por 5.100 millones de euros, una de sus mayores desinversiones de los últimos años. Los fondos comprarán T-Mobile Netherlands a Deutsche Telekom y a su socio Tele2, que posee una participación del 25%, según han anunciado hoy las compañías. El valor de la de la participación de Tele2 es de unos 860 millones.

Compartir en:

La operación sería una de las mayores transacciones en el sector europeo de las telecomunicaciones este año, según Bloomberg. Warburg Pincus y Apax ya se asociaron en 2019 para comprar y sacar a Bolsa la empresa de satélites del Reino Unido Inmarsat una compra valorada en unos 3.000 millones. La división neerlandesa había atraído el interés de Apollo y Reliance Industries, del multimillonario indio Mukesh Ambani. Deutsche Telekom entró en el mercado holandés en 2000, adquiriendo una participación en una empresa con Belgacom SA y Tele Danmark. El negocio pasó a llamarse T-Mobile Netherlands en 2003 después de que la compañía alemana comprara el resto.
La venta de esta división lleva sobre la mesa desde 2015, debido a las necesidades de inversión y de compra de espectro del gigante germano. En 2019, T-Mobile Netherlands se fusionó con las operaciones de Tele2 en el país para crear uno de los mayores operadores locales.

Por otro lado, Deutsche Telekom y SoftBank han anunciado un plan de intercambio de acciones que aumentará la participación de la empresa alemana en T-Mobile Estados Unidos y dará al grupo nipón un 4,5% de la empresa alemana, paquete valorado en 3.915 millones. Según el acuerdo, que ha provocado una subida del 10% de Softbank, la empresa alemana ejecutará opciones de compra sobre 45 millones de títulos de T-Mobile.
Este paquete accionarial se pagará con la emisión de 225 millones de acciones de Deutsche Telekom, que serán entregadas a Softbank. En paralelo, usará los ingresos de la venta en Países Bajos para comprar otros 20 millones de acciones.
T-Mobile es el tercer operador móvil en Estados Unidos, y ha sido objetivo de compra por parte de Masayoshi Son, fundador de  Softbank, quien también puso la lupa sobre ATT antes de comprar, finalmente, Sprint. Posteriormente Sprint se fusionó con T-Mobile, lo que dio a Softbank un 25% del capital de la firma. Se quedará con el 3,3%.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda