Iberdrola abre una nueva plataforma de crecimiento en Asia-Pacífico

09 de septiembre de 2021

Iberdrola continúa su expansión en Asia-Pacífico con la apertura de una nueva plataforma de crecimiento en Taiwan, donde desarrollará una cartera de proyectos eólicos marinos de 6.000 MW, distribuidos en tres proyectos en la costa oeste del país. 

Compartir en:

Con esta nueva apuesta, la compañía refuerza la estrategia de diversificación geográfica de su cartera de proyectos eólicos marinos, así como su posicionamiento en mercados con fuerte potencial. La cartera de proyectos le permite diseñar una estrategia a largo plazo y estable en este mercado, que arrancará con su participación en la próxima subasta de energía eólica marina, con la que contribuirá a la transición energética y a la economía y el empleo local.

Los proyectos que Iberdrola desarrollará en Taiwan se denominan Da-Chung Bu Offshore Wind, Guo-Feng Offshore Wind y Ju-Dao Offshore Wind y estarán ubicados en las aguas de los condados de Taichung, Changhua y Penghu. Las profundidades en esta costa oeste del país son apropiadas tanto para tecnología eólica marina flotante como para la de cimentación fija. Rowland, director global de desarrollo de energía eólica marina de Iberdrola, ha señalado que, “la ambición de Taiwán por alcanzar un crecimiento significativo de la energía eólica marina nos llevó a analizar el mercado durante varios años y, durante el último ejercicio, hemos trabajado activamente en el desarrollo de los proyectos. En la actualidad, existen numerosos países de todo el mundo apostando firmemente por el potencial de la energía eólica marina y decidiendo a construir proyectos de forma rápida y a gran escala. Iniciativas todas ellas óptimas para luchar contra la crisis climática e incentivar la economía”. 

Taiwán tiene el objetivo de instalar 9 GW de energía eólica marina para 2031 y 15 GW para 2035, y el gobierno trabaja en la finalización del próximo paquete de medidas que lo favorezca. Los tres proyectos de Iberdrola están preparados para acudir a las próximas rondas de subastas. El potencial de la energía eólica marina flotante ofrece oportunidades para un crecimiento continuo más allá de los proyectos eólicos marinos de cimentación fija planificados. En este sentido, Iberdrola tiene previsto evaluar alternativas tanto fijas como flotantes dentro del país.

Iberdrola ha trabajado con consultores locales para seleccionar las áreas del proyecto, definiendo sus límites a través de una evaluación rigurosa y con la participación de todas las partes interesadas. El trabajo continuará ahora para completar las evaluaciones técnicas y la evaluación de impacto ambiental.
Con la entrada en Taiwán, Iberdrola refuerza su estrategia de diversificación y liderazgo mundial en el sector de la eólica marina y consolida su posición como la mayor empresa de energías renovables del mundo.

La energía eólica marina se ha convertido también en motor de crecimiento futuro del grupo: en la actualidad, opera ya más de 1.300 MW de capacidad instalada (Wikinger, East Anglia ONE y West of Duddon Sands) y mantiene 2.600 MW en construcción, con los que triplicará su capacidad actual. Su cartera de proyectos eólicos marinos supera los 20.000 MW en mercados tradicionales, como el Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Francia y en nuevas plataformas, como es el caso de Taiwán, Irlanda, Japón, Suecia y Polonia.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda