Los hoteleros dan un paso al frente y reinvierten

13 de septiembre de 2021

Las grandes hoteleras están desempolvando sus planes de crecimiento ante la recuperación incipiente de los flujos turísticos en todo el mundo. A la espera de que se confirme el regreso de los viajes a niveles precrisis, las compañías empiezan a coger oxígeno financiero, tras más de un año y medio de asfixia económica, y vuelven a presentar nuevos proyectos. 

Compartir en:

Solo entre las cuatro de mayor tamaño en España (Meliá, NH, Barceló y RIU) suman 50 nuevos proyectos entre lo que queda de ejercicio y 2022.
La más activa es Meliá, la primera hotelera por tamaño, que prevé abrir hasta 22 hoteles en 18 meses, todavía lejos de los niveles precios a la pandemia, en los que la media de apertura era de 26 al año (uno cada quince días). En lo que queda de año están pendientes seis aperturas, de las que dos van a Asia-Pacífico, dos al área de Europa, Oriente Medio y´África (EMEA, por sus siglas en inglés) y una a España y otra a América. La velocidad de crucero se alcanzará en 2022, con 16 aperturas, de las que 9 irán a EMEA, 4 a Asia-Pacífico y 1 en Cuba y España, respectivamente. Un denominador común de este crecimiento es que Meliá abandona la propiedad de los nuevos hoteles y solo los operará con contratos de gestión, alquiler o franquicia. De los 22 proyectos previstos, 18 serán en modelo de gestión. Otro dato relevante es que una vez culminado el plan inversor hasta 2025, Meliá contará con 39 hoteles en el área de Asia Pacífico, más que en América (37) y que en Cuba (36).

Pese a sufrir con especial virulencia el desplome del turismo urbano y de negocios, NH también quiere aprovechar la inflexión del turismo para seguir creciendo, tal y como ha pactado con el grupo tailandés Minor, que posee el 94% de las acciones. Minor pilotará el crecimiento en Asia y NH en Europa y América. Un plan en el que también se potenciará la integración de las marcas de NH en Asia y las de Minor (Anantara, Avani y Tivoli) en Europa y América. De los 19 proyectos firmados para los próximos trimestres, 8 tendrán como destino América (3 en México, 2 en Perú, 2 en Chile y 1 en Argentina) y otros 8 en Europa (4 en Italia, 3 en Alemania y 1 en Europa). Los otros tres restantes se reparten entre España, Portugal y Francia.
El gigante balear RIU, con 99 hoteles en su cartera, también está dispuesto a darle un impulso a sus proyectos de internacionalización más próximos en el tiempo, que se han visto ralentizados por la crisis sanitaria del coronavirus. En marzo ya abrió el hotel Riu Palace Santa María en Cabo Verde, mientras que el Riu Plaza Manhattan Times Square en Nueva York se inaugurará en otoño. Los otros dos hitos de la compañía se centran en abril de 2022, fecha prevista para el primer hotel en Senegal, mientras que los Riu Plaza (la marca urbana que define a los grandes hoteles de 500 habitaciones) de Londres y Toronto se acabarán de construir en 2023. A todos estos proyectos hay que sumar el 49% de la propiedad de los 21 hoteles que compró en mayo a TUI por 670 millones, lo que le aportará futuras plusvalías en el caso de ventas de activos.

Al igual que Meliá, Barceló espera retomar con fuerza el ritmo inversor tras el parón sufrido desde marzo de 2020. Pretende culminar este año con 13 aperturas, de las que 5 son en España. Entre las internacionales destaca la entrada en Sri Lanka con la apertura de dos hoteles, uno inaugurado el 1 de septiembre y otro previsto para el 1 de noviembre. Este solo será el primer paso para un plan de expansión por esa zona del mundo, que contempla la gestión de dos hoteles de nueva construcción en Maldivas, previstos para finales de 2022, y otro complejo de tres edificios en un atolón de Maldivas.
Palladium, la cadena que ahora dirige Abel Matutes Prats tras la cesión de la gestión por parte de su padre, también se prepara para crecer. Tras abrir dos hoteles en Sicilia y uno en Baleares en la primera mitad del año e inaugurar el primer hotel urbano de la marca Only You fuera de Madrid, concretamente en Valencia, se dispone a inaugurar el 8 de octubre otro Only You en Málaga y reabrirá en Madrid el hotel de lujo de la marca Bless, que seguirá operando tras ser comprado por la mexicana RLH Properties, también dueña del hotel Villa Magna. En 2022 prevé importar su modelo de todo incluido de lujo en el Caribe, con la marca TRS Hotels, a Ibiza.
Hotusa también ha reactivado su plan de crecimiento. Tras incorporar 16 hoteles en lo que va de año, abrirá otros 5 en el último trimestre (Logroño y Burgos en España y Budapest y 2 en Lisboa). Para los siguiente años tiene firmadas seis aperturas, de las que cuatro irán en España.

La recuperación del turismo no solo ha reactivado los planes de inversión de las cadenas hoteleras, si no que también ha despertado el apetito de los grandes fondos de inversión por entrar en el sector e incluso ha propiciado que grandes grupos empresariales lejanos al turismo estén intentado probar suerte en este punto de inflexión. Entre los fondos destaca la operación culminada por el canadiense Brookfleld, que compró antes del verano por 440 millones una cartera de cuatro establecimientos (Sofia Barcelona, Expo Barcelona, Don Carlos Resort & Spa en Marbella y Mare Nostrum Resort en Tenerife) al grupo Selenta, con graves problemas de endeudamiento. Entre los nuevos actores sobresale El Corte Inglés, que está reformando dos edificios en la calle Goya (Madrid) para abrir el que será su primer hotel, que contará con 113 habitaciones y una inversión inicial cercana a los 7 millones de euros.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda