Telefónica hace caja en Brasil

19 de septiembre de 2021

La filial de la operadora en el país sudamericano acaba de aprobar un nuevo dividendo, bajo la fórmula del interés de capital propio, clásica de las empresas brasileñas, por un importe bruto de 600 millones de reales basado en el balance de la compañía a la conclusión del mes de agosto. La teleco abonará un total de 0,3572 reales por acción.

Compartir en:

Este interés de capital propio será entregado a los accionistas antes del 31 de julio de 2022, si bien el comité ejecutivo de Telefónica Brasil determinará con anterioridad el calendario definitivo para su desembolso, según la explica la compañía en un hecho relevante remitido a las autoridades bursátiles del país sudamericano.
Esta es la quinta remuneración para los accionistas de estas características aprobada por Telefónica Brasil desde principios de este año. Durante el primer semestre, la operadora declaró el pago de cuatro dividendos diferentes, por un importe conjunto de 1.330 millones de reales, que suponían una rentabilidad por dividendo en los 12 meses previos del 7,7%, tal y como explicó la operadora en la presentación de las cuentas del primer semestre.

De esta manera, el importe de los dividendos aprobados este año por Telefónica Brasil se acerca en su conjunto a los 2.000 millones de reales (unos 323 millones de euros). En cualquier caso, no será el último. De hecho, en 2020, las mayores remuneraciones aprobadas para los inversores tuvieron lugar durante la última parte del año. En su conjunto, la retribución a los accionistas en Telefónica Brasil durante el pasado ejercicio superó los 5.418 millones de reales (unos 875 millones de euros al tipo de cambio actual).
La dirección de Telefónica Brasil siempre ha abogado ante la comunicad financiera mantener una estrategia de alta remuneración para el accionista, una de las más altas de Latinoamérica y del conjunto del sector global de las telecomunicaciones.

En este sentido, Telefónica es la principal beneficiaria de estas remuneraciones, dada su posición de primer accionista de la filial brasileña, con casi un 74% del capital. El grupo español recibirá cerca de 239 millones de euros, casi 74 millones con la remuneración aprobada ahora. Lo cierto es que Brasil se ha mantenido, pese a la depreciación del real frente al euro motivada por la crisis económica y sanitaria, como uno de los principales generadores de caja para la operadora española.
Además, Telefónica Brasil ha continuado ejecutando el programa de recompra de acciones propias actualmente vigente. La compañía cerró el primer semestre con un total de seis millones de acciones en autocartera, si bien, en julio, adquirió otro medio millón de títulos propios en el mercado, elevando el número de acciones en autocartera hasta 6,5 millones, equivalentes al 0,4% del capital.

Con esta evolución, la capitalización bursátil de Telefónica Brasil ronda los 13.350 millones de dólares (cerca de 11.330 millones de euros). La teleco cerró el primer semestre con una deuda bruta de 1.817 millones de reales, en su conjunto en moneda local, con una reducción interanual del 60%, tras la firma de distintos créditos y refinanciaciones.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda