Evergrande Group, ¿una nueva quiebra sistémica?

21 de septiembre de 2021

Trece años después de la caída de Lehman Brothers, los mercados globales contienen la respiración ante la posible quiebra de China Evergrande Group, un auténtico coloso inmobiliario con una deuda de más de 255.000 millones de euros (300.000 millones de dólares) e implicaciones sistémicas en China, que podrían acabar por herir de muerte la economía del país. 

Compartir en:

Bajo la sombra del ‘too big to fail’, su rescate a manos del gobierno de Pekín se está convirtiendo en una necesidad a marchas forzadas, por el inmenso potencial de tornarse en un desastre financiero y económico para el gigante asiático con ramificaciones allende sus fronteras.
Expertos y analistas coinciden en que los paralelismos con la fallida de la entidad financiera de EEUU el 15 de setiembre de 2008 son innegables y están afectando notablemente al sentimiento de riesgo global, con caídas en las bolsas de todo el mundo al aumentar la ansiedad por un posible impago de Evergrandeesta misma semana. La compañía está inmersa en una crisis de liquidez que le ha hecho correr para conseguir fondos en aras de satisfacer a sus numerosos prestamistas y proveedores. El jueves debe pagar 83,5 millones de dólares de intereses por su bono de marzo de 2022. Tiene otro pago de intereses de 47,5 millones de dólares que vence el 29 de septiembre por los bonos de marzo de 2024. Ambos bonos entrarían en mora si Evergrande no liquida los intereses en los 30 días siguientes a las fechas de pago previstas.

Los pasivos de Evergrande involucran a más de 128 bancos y más de 121 instituciones no bancarias, según la carta que Evergrande envió al gobierno a finales del año pasado. Y sus deudas equivalen al 2% del PIB chino. El retraso en los pagos podría provocar un efecto dominó en el sector inmobiliario del país asiático, que representa el 29% de su PIB y desencadenar impagos cruzados, ya que muchas instituciones financieras están expuestas a Evergrande mediante préstamos directos y participaciones indirectas a través de diferentes instrumentos financieros.
En el mercado de bonos en dólares, Evergrande representa el 4% de la alta rentabilidad inmobiliaria china, según DBS. Cualquier impago desencadenará también ventas en el mercado de crédito de alto rendimiento. Además de eso, UBS señala que 19.000 millones de dólares de la deuda de Evergrande está en bonos offshore, por lo que su colapso también impactaría más allá de China continental. Por último, se estima que un colapso de Evergrande tendrá un gran impacto en el mercado laboral. Tiene 200.000 empleados y contrata a 3,8 millones de personas cada año para el desarrollo de proyectos.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda