Iberdrola acelera su apuesta USA y: toma el control de 2.000 MW

21 de septiembre de 2021

Iberdrola acelera su apuesta por Estados Unidos y refuerza su posición de liderazgo mundial en energía eólica marina. A través de su filial norteamericana Avangrid ha anunciado la toma de control de más de 2.000 MW de capacidad eólica marina, tras cerrar un acuerdo con su hasta ahora socio Copenhagen Infrastructure Partners (CIP) en estos proyectos. 

Compartir en:

De esta forma, Avangrid asume la propiedad total de dos parques eólicos marinos en la costa oeste: Park City Wind (804 MW) en Connecticut, que ya cuenta con un PPA asegurado y tiene en curso los permisos del Bureau of Ocean Energy Management (BOEM); y Commonwealth Wind (1.200 MW), que la semana pasada presentó una oferta para la tercera subasta de energía eólica marina en el Estado de Massachusetts. 

Iberdrola también conservará el 50% del parque eólico matino Vineyard Wind 1 (800 MW) en Massachusetts, que desarrolla junto a CIP, y mantiene el derecho a tomar el control del proyecto durante la fase operativa. Este proyecto, el primero a escala comercial de Estados Unidos, iniciará su construcción en las próximas semanas. La inversión total en estos tres proyectos podría alcanzar los 12.000 millones de dólares.  Avangrid espera recibir todas las aprobaciones y permisos relativos al acuerdo con CIP durante los próximos seis meses.

En 2025, Iberdrola operará 13.200 MW de capacidad renovable en Estados Unidos, un 70% más que en 2020. La compañía, además, está invirtiendo en infraestructuras de redes que dan soporte al proceso de descarbonización de la economía, que se elevarán a 12.000 millones en este ámbito a 2025. Además, la transacción con PNM Resources, en Nuevo México y Texas, por valor de 8.300 millones de dólares, le permitirá incorporar otros 800.000 clientes en el país. Se prevé que esta última operación tenga su aprobación definitiva en el cuarto trimestre de 2021. En la actualidad, Avangrid gestiona ocho empresas de servicios públicos en Nueva York, Connecticut, Maine y Massachusetts, que dan servicio a una población de 7 millones de personas, con 3,3 millones de clientes directos.
La aceleración en Estados Unidos sigue la misma estrategia que Iberdrola implementó en Reino Unido. Tras cuatro años de desarrollo inicial con Vattenfall, se hizo con el control de casi 4.000 MW de capacidad y, desde entonces, ha desarrollado los proyectos East Anglia ONE (714 MW), operativo, y East Anglia HUB (3.100 MW).  En el resto del mundo la compañía consolida nuevas plataformas de crecimiento en diversas regiones, con una importante cartera de proyectos en Asia (Japón y Taiwán), así como en otros mercados emergentes, como Brasil.

En 2020, los proyectos eólicos marinos contribuyeron al EBITDA del grupo Iberdrola con 585 millones de euros, tras crecer un 72%; aportación que ascenderá hasta los 2.300 millones de euros en 2030. 


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda