Repsol e Ibereólica concluyen la  construcción de Cabo Leones III

28 de septiembre de 2021

Repsol y el Grupo Ibereólica Renovables han finalizado la construcción de su primer parque eólico  conjunto en Chile, Cabo Leones III, que cuenta con una capacidad instalada de generación renovable de  188,1 MW y se ubica en la provincia chilena de Huasco, en Atacama. 

Compartir en:

A finales de 2020 se puso en marcha la primera fase del parque, de 78,1 MW e integrada por 22 aerogeneradores SG-132 de 3,55 MW del fabricante Siemens Gamesa. En la construcción de la segunda  fase se han instalado otros 22 aerogeneradores SG-145 de 5 MW del mismo fabricante, en este caso con  una potencia adicional de 110 MW. 
Está previsto que esta segunda fase, que en la actualidad está finalizando su puesta en marcha, entre en operación comercial en el último trimestre del año y que, junto a la primera fase, ofrezcan una producción aproximada de energía eléctrica anual de 520 GWh. 
El parque podrá abastecer las necesidades de energía de 170.000 hogares chilenos. Además, la instalación de Cabo Leones III ha contribuido de manera muy significativa a la creación de nuevos puestos de trabajo, con puntas sobre el terreno de hasta 150 trabajadores, y ha dotado a la región de un alto componente de generación de energía renovable y limpia que evitará la emisión a la atmósfera de aproximadamente 418.000 toneladas de CO2 al año.

Además de su presencia en Chile, Repsol ya dispone de un parque eólico en operación en España, Delta, con 335 MW, y de otros cinco proyectos renovables en la Península Ibérica en diferentes fases de 
desarrollo: dos eólicos (Delta 2, con 860 MW, que ya ha iniciado su construcción; y PI, 175 MW) y tres fotovoltaicos (Kappa, de 126,6 MW, y Valdesolar, 264 MW, ambos en funcionamiento parcialmente; y Sigma, 204 MW); y participa en uno de los parques eólicos flotantes semisumergibles más grandes del mundo, WindFloat Atlantic, en la costa portuguesa y ya operativo. A estos activos hay que sumar su apuesta renovable en Estados Unidos a partir de la adquisición del 40% de la compañía Hecate Energy, 
especializada en el desarrollo de proyectos fotovoltaicos y de baterías para el almacenamiento de energía. 
Con sede en Chicago, Hecate Energy cuenta con una cartera de proyectos renovables y de almacenamiento en desarrollo de más de 40 GW. 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda