Codere: importante incremento de perdidas

11 de noviembre de 2021

Codere ha registrado unas pérdidas netas en los primeros nueve meses del año de 243,4 millones de euros en comparación con una pérdida de 239,7 millones del mismo periodo de 2020. La compañía ha explicado que esto se debe, principalmente, a los cierres relacionados con el Covid-19 en la primera mitad del año, los 21,7 millones de cargos por deterioro y el aumento de los gastos por intereses, lo que fue parcialmente compensado por la menor devaluación de las divisas operativas frente al dólar, que redujo materialmente las pérdidas en divisas.

Compartir en:

En el tercer trimestre estanco, las pérdidas fueron de 74,7 millones frente a los números rojos de -62,1 millones de hace un año. Cabe subrayar que Codere se encuentra inmersa en un complicado proceso de reestructuración. Como resultado, la parte operativa del grupo será transmitida a una nueva sociedad holding (la 'Nueva Topco'), siendo el 95% del accionariado de la Nueva Topco titularidad de los bonistas de Codere y el 5% restante de Codere S.A.
Los ingresos de explotación de los nueve primeros meses aumentaron un 8,5%, hasta los 499,6 millones, gracias al "importante" crecimiento de los ingresos logrado en el tercer trimestre (90,3 millones, un 63,1% más que el año pasado). Con la reapertura de Argentina en julio, fue el primer trimestre desde el inicio de la pandemia de Covid-19 en el que se operó con el negocio totalmente reabierto.
El EBITDA ajustado del periodo alcanzó los 54,4 millones, un 89,9% por encima del de 2020, impulsado por las reaperturas mencionadas y la relajación de las restricciones operativas. Todos los mercados, excepto Italia, contribuyeron a esta generación positiva de EBITDA.
El margen de EBITDA ajustado de los nueve meses alcanzó el 10,9%, 4,7 puntos porcentuales por encima de los nueve primeros meses del año pasado, impulsado principalmente por la reapertura de todos los mercados y la aplicación de "importantes" medidas de ahorro de costes y eficiencia en el periodo.
Las inversiones se situaron en 19,9 millones, un 20,9% menos, y estuvieron relacionadas casi en su totalidad con proyectos de mantenimiento.

A 30 de septiembre de 2021, Codere tenía 86,0 millones en efectivo y equivalentes, frente a los 110,3 millones a 31 de diciembre de 2020. La deuda bruta era de 1.194,0 millones y la deuda neta de 1.108,0 millones, es decir, 1.385,9 millones y 1.299,9 millones, respectivamente, incluida la capitalización de los arrendamientos operativos.
En términos de capacidad instalada, el número de máquinas activas a 30 de septiembre de 2021 era de 41.530, desplegadas en todo el negocio presencial. En términos de puntos de venta, tuvieron 137 salas de juego en funcionamiento, 1.131 salones recreativos, 191 locales de apuestas deportivas y 8.351 bares.
A pesar de estar abiertos todos los mercados, Codere remarca que sigue operando con restricciones (aforo, horarios de apertura, etc).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda