ACS adquiere el control de la concesión de la autopista de peaje SH-288 en Texas, EE.UU.

01 de septiembre de 2022

El Grupo ACS ha alcanzado un acuerdo, a través de su filial IRIDIUM, para la adquisición de un 44,65% de capital en la concesión de la autopista de peaje SH-288, en Houston, Estados Unidos por cerca de 900 M€.

Compartir en:

Con este incremento, adquirido a los fondos de infraestructuras InfraRed Capital Partners, Northleaf Capital Partners y Star America, la compañía española pasa a ostentar un 66,27% del capital invertido en el proyecto y a tomar el control de la concesión.
El cierre de la operación está sujeto a la obtención de las pertinentes aprobaciones administrativas, incluyendo la aprobación del Departamento de Transportes de Texas (TxDOT) así como de las instituciones que financian el proyecto, incluido el Departamento de Transporte de EEUU quien participa a través de su programa de financiación TIFIA.

La duración de esta concesión se adjudicó por 52 años en 2015 por el Departamento de Transporte del estado de Texas al consorcio liderado por IRIDIUM, consorcio en el que también participan las empresas constructoras del Grupo ACS. Este contrato incluía la financiación, diseño, construcción y operación de cuatro nuevos carriles de peaje en la mediana del corredor y sus accesos, la rehabilitación y mejora de las calzadas y enlaces de la autopista existente, y el acceso al complejo hospitalario conocido como Texas Medical Center. Se trata de una de las obras de infraestructura más importantes acometidas en el área metropolitana de Houston, que tras su apertura al tráfico en 2020 contribuyó de forma significativa a aliviar los problemas de congestión en una de sus zonas más pobladas. Como media, el corredor es transitado a diario por más de 160.000 vehículos, de los que aproximadamente 14.000 vehículos optan por utilizar los nuevos carriles de peaje.
IRIDIUM lidera las tareas de operación y mantenimiento del tramo de autopista, incluyendo la gestión de los nuevos carriles mediante la aplicación de una tarifa de peaje que variará en función del nivel de congestión. La recaudación del peaje se realiza a través de un sistema de cobro electrónico de peaje tipo Free Flow, y para la operación de los carriles se emplea la última tecnología en gestión inteligente de autopistas.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda