GrupoMoure crece un 25%

03 de marzo de 2022

Grupo Moure, el holding con presencia en el sector energético y carwash que engloba las empresas Elefante Azul, Autonetoil, Petronet y Washnet Factory, ha cerrado el año 2021 con una facturación consolidada de más de 65 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual de más del 25% respecto a 2020. Este crecimiento ha sido posible gracias a las cifras de negocio conseguidas a través de la red de gasolineras y de los centros de lavado para vehículos.

Compartir en:

El holding finalizó el año con 57 centros de lavado Elefante Azul – 20 de ellos centros propios y 37 en régimen de franquicia –, y 14 gasolineras Autonetoil – 12 de ellas propias y 2 en régimen de franquicia. En 2021, además, ha aumentado también el número de trabajadores directos. El holding ha cerrado el año con 100 trabajadores directos. En este sentido, la intención de Grupo Moure es mantener la tendencia y seguir captando talento para su plantilla de cara a 2022.
De cara a 2022, Grupo Moure prevé aumentar su presencia por el territorio español, abriendo nuevos establecimientos en las Islas Baleares, Galicia y Cataluña: “para ello tenemos pensado dos acciones: por una parte, abrir centros propios de gasolineras Autonetoil, que incorporen también centros de lavado de vehículos y, por otra parte, adherir centros de lavado Elefante Azul a centros franquiciados que no cuentan con este servicio”.
En cuanto a Petronet, empresa referente en el sector de recambios en España para centros de lavado a presión con más de 5.000 referencias en stock, las previsiones pasan por incorporar nuevas soluciones al amplio catálogo de piezas y servicios de valor añadido de la página de venta online. Para el centro de fabricación e instalación de centros de lavado, Washnet Factory, está programado seguir con el plan de inversión para ampliar nuevas instalaciones, así como el lanzamiento de la nueva página web y catálogos corporativos.

Es una realidad, cada vez más patente, que el futuro de las fuentes de energía de los vehículos está alejándose de lo tradicional, es decir, la gasolina y el gasoil. Si bien es cierto que formas de energía alternativa como el hidrógeno, los gases licuados o el diésel sintético ganarán popularidad en los próximos años, no se puede criminalizar tampoco al vehículo de combustible fósil.

De todas formas, Moure advierte que los vehículos de motor “todavía tienen futuro”. Añade que para acabar con la comercialización de coches de gasolina “se debe luchar primero contra la industria del motor de combustión interna, con grandes compañías petroleras que sobreviven a su alrededor”. La industria automovilística configurada alrededor de este sector está muy consolidada, y podrá superar los retos que marca el gobierno para evolucionar a movilidades alternativas. Aun así, asegura que, en un futuro, será necesario que desde los Estados se vinculen los objetivos de la industria en la reducción del CO2 con el compromiso de estos para proporcionar infraestructuras a la red.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda