EL TURISMO DESPIERTA

Tui, sale de sus deudas y problemas

08 de febrero de 2022

TUI, señala, en su último informe que la demanda experimentada entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre, tan solo interrumpida por la irrupción de la variante ómicron, ha permitido frenar la tendencia de desplome iniciada en marzo de 2020 que le llevó a solicitar un rescate público al estado alemán que hasta la fecha ha sumado 4.800 millones de euros, una cifra tan solo superada por las ayudas públicas a Adidas y Lufthansa.

Compartir en:

En el último trimestre de 2021, TUI quintuplicó los ingresos en comparación con el mismo período de 2020, pasando de 468,1 a 2.369,2 millones de euros, lo que sirvió para enjugar unas pérdidas consolidadas que se redujeron a la mitad hasta los 386,5 millones de euros. El camino para volver a la normalidad, sin embargo, todavía será muy largo. En el último año fiscal, que transcurrió entre el 30 de septiembre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021, el turoperador acumuló pérdidas por 2.481 millones de euros.
Joussen, consejero delegado de TUI, aseguró que para reducir de forma acelerada esa cifra la compañía cuenta con una buena posición de liquidez de 3.300 millones de euros, tras la última ampliación de capital de 1.100 millones de euros. Buena prueba de ello es que anunció que el próximo 1 de abril se procederá al pago de 700 millones de euros al Estado alemán como primer pago por el rescate público.

A la devolución acelerada de los préstamos y garantías concedidos ayudarán las buenas perspectivas para el verano. “Esperamos un verano muy fuerte. Hay una demanda acumulada entre los clientes y esa tendencia es común en todos los mercados emisores. Cualquier paso para regresar a la normalidad transmite confianza a los clientes y la demanda para viajar crece automáticamente. A pesar de que las reservas de última hora siguen siendo mayoritarias, vemos una demanda muy fuerte para el próximo verano”, aseguró.
A 30 de enero de 2022, el turoperador ya cuenta con 3,5 millones de reservas para el verano, lo que supone un 72% respecto a los niveles de contratación alcanzados en la misma fecha de 2019. Pese a ello, el grupo adelanta que las nuevas reservas para el verano ya están por encima de los niveles prepademia, con lo que la previsión que realiza el grupo para el conjunto de la temporada alta es que las reservas se quedarán “muy cerca” de las contratadas en 2019. Lo que si quedará por encima serán los ingresos generados ya que la compañía asegura que los clientes están reservando paquetes vacacionales de mayor calidad y están destinando un mayor presupuesto a sus viajes. De hecho, los precios cobrados hasta el momento por las reservas para verano se sitúan un 22% por encima de lo recaudado hace dos años.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda