SEDIGAS: topar el gas puede ser contraproducente

06 de abril de 2022

SEDIGAS ha distribuido una nota en la que se llama la atención sobre la consecuencia que la política del Gobierno puede tener por su impacto sobre el mercado energético nacional.

Compartir en:

Medidas fiscales y de apoyo a los consumidores gasistas

• Coincide con el Gobierno en la necesidad de proteger de forma temporal a todos los consumidores, especialmente a los más vulnerables, de unos precios de la energía extraordinariamente impactados al alza por una coyuntura volátil y de alta imprevisibilidad. 

• Lamenta que persista la discriminación a los consumidores gasistas en el acceso a medidas de protección como las rebajas fiscales que sí se aplican a otras energías y a las que hace referencia expresa tanto el Consejo Europeo como la Comisión Europea en sus más recientes comunicaciones. De esta manera, el gas es uno de los escasos suministros básicos de los hogares que se mantiene al tipo máximo de IVA (21%), frente a otros suministros como la electricidad que se sitúa en un 10%. Y sigue soportando en su integridad el tipo vigente del Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH), que contrasta con la reducción de la misma figura impositiva aplicada en la factura eléctrica. • Insta al Gobierno a que extienda las rebajas impositivas a la factura que soportan los consumidores domésticos de gas, garantizando así un tratamiento justo y equilibrado, tal y como viene solicitando la Asociación desde el pasado mes de septiembre tras la publicación del Real Decreto-ley 17/2021, especialmente para los consumidores vulnerables. 

• Reconoce la voluntad de proteger de la subida de los precios del gas a los consumidores acogidos a la tarifa de último recurso (TUR), pero subraya su creciente preocupación por la generación de un déficit tarifario de carácter estructural para el sistema gasista, que ponga en riesgo su sostenibilidad económico-financiera, y que cuestione el proceso de liberalización emprendido por el sector hace ya más de dos décadas. La TUR no recoge el coste real de la materia prima tras la aprobación del Real Decreto-ley 17/2021, de 14 de septiembre, para mitigar el impacto de la escalada de los precios del gas y la electricidad en los mercados minoristas.
Desacople del gas del mecanismo de fijación del precio de la electricidad• Reitera la voluntad expresada por el sector gasista de poner su conocimiento y experiencia a la entera disposición del Gobierno para ayudar a implementar el anunciado mecanismo temporal y extraordinario de fijación de una referencia teórica para el gas, como solución provisional a la singularidad energética de la Península Ibérica, que permita bajar el precio de la electricidad en el mercado mayorista y se puedan materializar los ahorros perseguidos para beneficio de los consumidores domésticos y la industria de nuestro país.

• Alerta del riesgo de incurrir, durante el proceso de definición e implementación del citado mecanismo, en alteraciones que deriven en impactos perjudiciales a medio y largo plazo para la seguridad de suministro si no existiera un reconocimiento de los costes reales para todos los generadores de electricidad que emplean gas natural, tanto ciclos combinados como cogeneradores. Debemos recordar que cualquier medida no compatible con este principio podría reducir el atractivo y los incentivos de los importadores. Este es especialmente importante en una situación como la actual donde el gas natural licuado (GNL) ha incrementado su relevancia como instrumento para garantizar la seguridad de suministro.• La cogeneración es una tecnología de producción de energía eléctrica con una alta eficiencia, tanto por el aprovechamiento del calor como porque evita las pérdidas de la distribución eléctrica, contribuyendo así también a la reducción de la dependencia energética exterior. En este sentido, cualquier medida que se tome para desacoplar el precio de la electricidad del gas natural, debería considerar también la producción de la cogeneración, tanto las ventas de energía como el autoconsumo. De no hacerlo, se provocaría la parada de su actividad, afectando a los objetivos de eficiencia y restando además competitividad al tejido industrial nacional.

Falta de ambición en la promoción y desarrollo de los gases renovables

• Lamenta que, en un contexto como el actual donde a nivel comunitario se aboga por la diversificación de las fuentes de origen y la seguridad de suministro de la mano de los gases renovables, las propuestas recogidas en el Real Decreto-ley 6/2022 no están alineadas, no solo con el potencial de España, sino con los objetivos de la propia Comisión Europea, que ha reconocido el papel del gas para una eficiente transición con el impulso a su propuesta de incorporar hasta 35.000 millones de metros cúbicos (35 bcm) anuales de biometano para el 2030. 

• Rechaza la visión asimétrica de las medidas propuestas para agilizar la tramitación de proyectos de energías renovables eléctricas frente a los de las renovables térmicas. Es limitante el tratamiento que da a la inyección de biometano en las redes gasistas, al no otorgar la condición de instalaciones de utilidad pública y, por tanto, las excluye de los procesos de expropiación y consulta recogidos en la Ley de Hidrocarburos. Esto dificulta y no promueve el supuesto objetivo de favorecer un rápido despliegue de los gases renovables que podrían contribuir a reducir la dependencia energética exterior, poniendo en riesgo la viabilidad de una parte significativa de los proyectos y demorando su implementación, además de generar una inseguridad jurídica innecesaria.

• Recuerda que, ante una coyuntura actual que requiere de soluciones eficientes con capacidad real de impacto y transformación para crear un sistema energético seguro, diversificado, sostenible, menos dependiente de terceros y más asequible, es imprescindible incluir a todas las opciones energéticas. En este sentido, es momento de avanzar en el despliegue de infraestructuras para el aprovechamiento de todos los gases renovables: por un lado, siendo más ambiciosos con los objetivos que puede asumir nuestro país como productor de biogás y biometano; y, por otro lado, seguir ampliando las interconexiones con Europa, por donde ya pueden circular, de forma eficiente en costes, gases renovables que serán esenciales en el futuro verde y la transformación energética de Europa.

Incremento de la obligación de mantenimiento de existencias mínimas de seguridad de gas natural

• Pone de manifiesto el compromiso de todas las empresas que conforman el sistema gasista español para cumplir con las orientaciones de la Comisión Europea de garantizar que las instalaciones de almacenamiento de gas estén al 80% de su capacidad el próximo noviembre de cara a asegurar el suministro para el próximo invierno. Las directrices que emanan del Real Decreto-Ley 6/2022 relativas a las nuevas obligaciones de adquisición e inmovilización de gas supondrán llegar a los 27,5 días de existencias sin considerar nuevas exigencias asociadas al Plan de Actuación Invernal 2022-2023, cuyas condiciones todavía se desconocen. Desde el sector se hace una apelación a la introducción de medidas más flexibles que permitan su adaptación a las condiciones singulares de la infraestructura gasista y al modelo de aprovisionamiento preponderante hoy en nuestro país (de gas natural licuado) y que nos permitan la consecución de los objetivos de seguridad de suministro de una forma eficiente en costes.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda