Las instalaciones fotovoltaicas se multiplican por cinco desde 2019

01 de junio de 2022

Los motivos que llevan a los consumidores a instalar un sistema fotovoltaico en su vivienda, la percepción que tienen los usuarios sobre la energía fotovoltaica y la inversión que están dispuestos a hacer para instalar un sistema fotovoltaico son algunas de las cuestiones que se responden en el III Observatorio Español del Autoconsumo Fotovoltaico, patrocinado por SOLARWATT.

Compartir en:

Este informe, elaborado por tercer año consecutivo, permite conocer el estado actual del autoconsumo fotovoltaico en España y muestra que desde el año 2019 se ha quintuplicado el consumo de energía fotovoltaica de autoconsumo, pasando del 0,9% de la muestra al 4,5% en la actualidad. Se trata de un dato muy favorecedor para este sector que “nos va liberando poco a poco de la dependencia tecnológica extranjera”, asegura Macías, Director General de Solarwatt España.
El tercer Observatorio Español del Autoconsumo Fotovoltaico hace un análisis exhaustivo de cómo ha evolucionado el autoconsumo en viviendas residenciales durante 2020 y 2021. El informe se ha realizado entre más de 1.500 personas de entre 25 y 75 años, propietarios o co-propietarios de su vivienda actual, que viven en un chalet independiente y residen en municipios de más de 25.000 habitantes. Además, en esta ocasión se ha diferenciado una muestra de 250 personas residentes en viviendas unifamiliares tradicionales en municipios de menos de 25.000 habitantes, que permitirá analizar el consumo de energía fotovoltaica en el entorno rural. “Estamos ante un mercado en imparable crecimiento y muy prometedor, que va a contribuir a la descarbonización del sector energético a base de esfuerzo privado”, asegura Ernesto Macías, director general de SOLARWATT España.

La fotovoltaica, la energía más valorada

La energía fotovoltaica es la más valorada por los usuarios, ya que un 87,9% de los usuarios la prefiere al resto de energías renovables, por su “carácter más accesible y por las características meteorológicas del país”, asegura el informe. La eólica es la segunda en el ranking (60%), seguida por la hidráulica (12,9%) y la energía que proviene de los residuos orgánicos (11,2%). Los combustibles fósiles, como el gas natural (6,2%), el carbón (1,1%) y el fueloil (0,4%) son los tipos de energía peor valorados.

Sube la motivación económica

El estudio de SOLARWATT muestra que el 35% de las personas encuestadas afirman haberse informado y documentado sobre este tipo de energía. Por su parte, un 32% de personas están seguras de querer encargar una instalación fotovoltaica a corto o medio plazo, estando convencidos de ello un 18% de ellos. Estas cifras constituyen “un mercado de enorme vitalidad que va a proporcionar importantes beneficios a la comunidad”, asegura Macías. En el lado opuesto, un 23% de las personas entrevistadas no están interesadas en realizar una instalación fotovoltaica. Todo parece indicar que “se trata de un segmento de tamaño estable y de muy difícil movilización; probablemente la llegada de instalaciones fotovoltaicas a su entorno social, las referencias de amigos y familiares acerca de esta tecnología y sus ventajas, sean el medio más convincente de movilizar a este grupo”, asegura el Director General de Solarwatt.

Entre las motivaciones que llevan a los consumidores a decantarse por este tipo de energía prevalece el ahorro en la factura de la luz (67,4%), lo que supone un aumento de más del 10% desde el anterior Observatorio. Los clientes potenciales y actuales de energía fotovoltaica proyectan un ahorro en su consumo que oscila desde el 30% hasta el 80%, según este estudio. Estas expectativas de ahorro se refieren al consumo, y no a la factura, aunque en ésta también se esperan reducciones sustanciales. Las motivaciones medioambientales se han visto eclipsadas por otros problemas de impacto personal inmediato, como ha sido la pandemia. Sin embargo, la sensibilidad hacia los problemas del cambio climático es un factor predisponente y que inicia en muchas ocasiones el proceso de búsqueda de información

Aspectos que fomentan el consumo fotovoltaico

Uno de los factores que podría fomentar el autoconsumo fotovoltaico es favorecer un ahorro de más del 50% en la factura actual de la luz y aumentar a 30 años la garantía de los paneles solares. La importancia de tener una monitorización a distancia desde el ordenador o el móvil de la energía fotovoltaica continúa siendo una de las razones menos significativas a la hora de decidirse por la energía solar.
Uno de los principales frenos para los clientes potenciales de energía fotovoltaica es la falta de información. “Toda la información que adquieren los consumidores procede de alguien que les quiere vender algo y no saben en quién confiar”, asegura Macías.

Por este motivo, podría marcar un cambio en el mercado que hubiera una mayor implicación por parte de la Administración. De hecho, aunque un 87% de las personas encuestadas piensa que el gobierno y las administraciones deberían fomentar y facilitar la energía fotovoltaica, a la hora de buscar información para plantearse la compra de una instalación, tan sólo un 6,6% recurrió a la Administración, frente al 65% que se confió a las distribuidoras y el 40% que se informó a través de amigos y conocidos que tenían instalación. “Sería muy deseable y positivo para este mercado que las administraciones se hicieran visibles aportando luz a los interesados en sus procesos de decisión y dándoles información que para estos va a tener más imparcialidad que la procedente de los jugadores comerciales”, asegura Macías.

Energía fotovoltaica en el entorno rural

El III Observatorio Estratégico del Autoconsumo Fotovoltaico de SOLARWATT cuenta este año con un nuevo apartado que trata el consumo fotovoltaico en el entorno rural. Para realizar esta sección se ha diferenciado una muestra de 250 personas residentes en viviendas unifamiliares tradicionales de municipios de menos de 25.000 habitantes.
Uno de los datos más significativos obtenidos al realizar esta muestra es que hay un interés ligeramente menor por la instalación de paneles fotovoltaicos para el autoconsumo en el entorno rural que en el entorno urbano, como demuestra el hecho de que más de la mitad de las personas encuestadas no han buscado información sobre este tema. En concreto, un 38,7% de los encuestados están interesados en la energía fotovoltaica para el autoconsumo, mientras un 22,7% no muestra ningún interés al respecto. Sin embargo, un 71% de los entrevistados han pensado alguna vez en instalar paneles solares en una nave o almacén, de los cuales, un 45% ha buscado información.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda