Las insolvencias concursales acumulan un crecimiento del 1,7% en 2022

06 de mayo de 2022

De acuerdo con el seguimiento de los procesos concursales publicados en el BOE que realiza Iberinform, el tejido empresarial registró en abril un descenso interanual del 13% de las insolvencias empresariales. En el conjunto del año acumulan un incremento del 1,7%.

Compartir en:

Los mayores crecimientos se registran en la industria extractiva (250%) y el sector primario (243%). Resultan también significativos los incrementos en automoción (120%), comercio al por menor (42%), químico (33%), alimentación (33%) y construcción (32%).
Los confinamientos y las moratorias decretadas durante la primera ola de la pandemia redujeron drásticamente la presentación de procesos concursales en toda Europa. Tanto España como los mercados de nuestro entorno han adoptado medidas para frenar las declaraciones de quiebra, modificando los umbrales de presentación, reduciendo la capacidad del acreedor para forzar su admisión a trámite o proporcionando suficiente apoyo financiero al deudor para retrasar su presentación. En el caso de España, se ha declarado una tercera prórroga de la moratoria concursal hasta el 30 de junio de 2022. A pesar de este escudo legal, que exime a las empresas en una situación de insolvencia de sus obligaciones de declararse en concurso de acreedores, los datos reflejan un incremento de los niveles de concursalidad.

Madrid (23% del total) y Cataluña (23%) son las Comunidades Autónomas donde más concursos se declaran. Les siguen la Comunidad Valenciana (15%) y Andalucía (10%). Por sectores, predominan las insolvencias en construcción e inmobiliario (24% del total) y el comercio (20%), seguidos de la industria manufacturera (13%), servicios a empresa (12%) y hostelería (11%).

En abril de 2022 la constitución de empresas registró una caída del 6,9% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio. En el conjunto del año la creación de tejido productivo acumula un incremento del 1,8%. Este se concentra en Madrid (23% del total), Cataluña (19%), Andalucía (17%) y la Comunidad Valenciana (12%). Por sectores de actividad, predominan las constituciones en construcción e inmobiliario (26% del total), seguidas de comercio (18%), y servicios a empresa (15%). Son menos intensas en los sectores de hostelería (10%), industria manufacturera (5%) y sector primario (2,5%).

En abril de 2022 la disolución de empresas registró un decrecimiento del 3,5% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio. En el conjunto del año acumula un incremento del 9,4%. La destrucción de tejido empresarial se concentra en Madrid (29% del total), Andalucía (14%), la Comunidad Valenciana (12%) y Cataluña (8%). Por sectores de actividad, predominan las disoluciones en construcción e inmobiliario (21% del total), seguidas del comercio (18%) y servicios a empresa (13%). Son menos intensas en los sectores de industria manufacturera (6,9%), hostelería (5,1%) y el sector primario (1,3%).

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda