Fujitsu anuncia una nueva tecnología

02 de marzo de 2022

Fujitsu anuncia que ha desarrollado con éxito una nueva tecnología de red de acceso de radio virtualizada por software (vRAN)con soporte para 5G Stand Alone (SA) y la ofrecerá para su verificación por parte de los operadores de telecomunicaciones a partir de marzo de 2022.

Compartir en:

Aprovechando las tecnologías de Inteligencia Artificial (IA) y "Digital Annealer" de Fujitsu, esta última inspirada en la computación cuántica para optimizar los recursos informáticos, la tecnología vRAN recién desarrollada aborda uno de los principales retos de las vRANs convencionales, ofrecer un alto rendimiento con un bajo consumo de energía. Fujitsu estima que este enfoque ofrece el potencial de reducir las emisiones globales de CO2 del sistema en un 50% o más en comparación con los sistemas de estaciones base convencionales para 2025, al tiempo que ofrece a los usuarios comunicaciones estables y de alta calidad.

En el futuro, Fujitsu planea desplegar esta tecnología vRAN en todo el mundo, ofreciendo un apoyo sólido e innovador a los operadores de telecomunicaciones que trabajan para reducir su huella de carbono y, en última instancia, contribuir a la realización de una sociedad más sostenible. Obtenga más información al respecto en el MWC Barcelona 2022 en el stand 2G60 de Fujitsu del 28 de febrero al 3 de marzo de 2022.
La nueva tecnología vRAN de Fujitsu es compatible con 5G SA y se ajusta a las especificaciones O-RAN, al tiempo que aprovecha las siguientes tecnologías propias para resolver con éxito algunos de los retos que rodean a las vRAN convencionales. Al optimizar toda la red inalámbrica 5G y reducir la cantidad de equipos y el consumo de energía, la vRAN de Fujitsu ofrece el potencial de contribuir a una reducción significativa de las emisiones totales de CO2 en todos los sistemas inalámbricos 5G de los operadores.

1. El enfoque de personalización de Fujitsu para las comunicaciones de alto rendimiento y alta capacidad
Métodos de control de software mejorados para un alto rendimiento y capacidad en las comunicaciones. Aumentar la velocidad de comunicación y el área de cobertura de las comunicaciones de dos a cuatro veces.

2. Tecnología de asignación dinámica de recursos
Fujitsu ha desarrollado su propia tecnología de asignación dinámica de recursos que reduce el exceso de recursos y el consumo de energía al permitir ajustar de forma flexible los recursos informáticos de los servidores necesarios para las operaciones según el estado de uso (volumen de tráfico) de las estaciones base, que varía según la región y la hora del día. Al vincular la unidad de control inteligente de la RAN (RIC)(3), y la SMO(4) que orquesta y gestiona toda la red, con esta tecnología se estiman los movimientos de los usuarios de teléfonos móviles y el uso de las aplicaciones y se consigue una asignación óptima de recursos.

3. Tecnología de rediseño automático de celdas
Además de utilizar la IA para predecir las futuras fluctuaciones del tráfico, este sistema aprovecha la tecnología informática Digital Annealer de Fujitsu, inspirada en la cuántica, para permitir una asignación óptima de los recursos informáticos mediante la rápida resolución de problemas difíciles de resolver con los actuales ordenadores de propósito general. Utilizando las capacidades superiores de optimización combinatoria del Digital Annealer, es posible derivar los destinos de conexión óptimos de las distintas combinaciones de unidades de radio (RU) y vRANs (Unidad Central / Unidad Distribuida) en entornos en los que se solapan las ondas de radio de muchas estaciones base.

Reducción de las emisiones de CO2 de todo el sistema con esta vRAN

Planes futuros

En marzo de 2022, Fujitsu empezará a ofrecer un software que se ejecuta en servidores de uso general para la verificación de los operadores, y apoyará varios tipos de verificación, incluidas las pruebas de campo. Para finales del año fiscal 2022, Fujitsu tiene previsto empezar a ofrecer esta tecnología como servicio a nivel mundial, con el objetivo de ampliarla a las redes de servicios comerciales de cada operador. Su objetivo es reducir las emisiones totales de CO2 en un 50% o más para 2025, en comparación con los sistemas de estaciones base convencionales, actualizando sucesivamente las funciones de software y mejorando aún más las tecnologías para reducir el impacto medioambiental.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda