CNMV pide explicaciones a Repsol

17 de julio de 2022

La CNMV ha pedido a Repsol claridad sobre determinados puntos de su último informe anual. Uno de esos asuntos es cómo tratará contablemente la petrolera la bonificación de 20 céntimos, establecida por el Gobierno para tratar de contener las alzas de los carburantes por la guerra en Ucrania.

Compartir en:

El regulador avisa de que en caso de que el impacto de esta medida sea significativo, Repsol “deberá explicar el tratamiento contable aplicado” y si la empresa se encontrase afectada por la prestación patrimonial que marca el real decreto para determinados operadores al por mayor de carburantes. La petrolera responde que dará cuenta del asunto en sus resultados del primer semestre, que presenta el próximo 28 de julio. El Gobierno estableció en el pasado mes de marzo un subsidio de 20 céntimos por litro en el repostaje de carburantes. El Ejecutivo asume 15 de esos céntimos y los otros cinco céntimos los deben aportar las gasolineras. La norma, que en principio estaba en vigor de abril a junio y ahora la ha prolongado hasta fin de año, permite que el Gobierno asuma los cinco céntimos de las pequeñas gasolineras, con una facturación anual inferior a los 750 millones, a cambio de satisfacer “una prestación patrimonial de carácter público y trimestral”.

Audtoría
La CNMV alude a una consulta del ICAC –el supervisor de los auditores, dependiente del Ministerio de Economía– publicada el pasado abril. En este documento, el supervisor de las auditoras explica que las compañías petroleras deberán registrar un crédito frente a la Hacienda Pública por los 15 céntimos de bonificación, así como un ingreso por ventas por el importe cobrado al cliente más el crédito frente a la Hacienda Pública.

En cuanto a los otros cinco céntimos, en caso de que el operador opte por conceder ese descuento adicional, este aminorará su cifra de negocios. Si deja que el Estado asuma ese descuento y elige abonar esa prestación patrimonial, deberá registrar un gasto por ello. Si bien el ICAC matiza que, en el caso de que el montante no sea muy relevante, podrá utilizar un sistema similar al de los otros 15 céntimos. Es precisamente el cómputo de esta prestación sobre la que la CNMV pone el foco en el requerimiento de información a Repsol, que es la única petrolera cotizada de España y la única bajo la supervisión de la institución que preside Rodrigo Buenaventura.

Bien es cierto que el descuento decretado por el Gobierno no es el único que aplica Repsol a sus carburantes. Por ejemplo, bonifica con hasta 30 céntimos más para sus clientes con la app Wayra o Solred. Desde la compañía recuerdan que todos los descuentos más allá de los 20 céntimos del Gobierno se cargan contra la cuenta de resultados de Repsol. Y que el beneficio del área de estaciones de servicio en España fue de cero entre los meses de abril y mayo por efecto de los diversos descuentos ofrecidos a los clientes.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda