Telefonica se desprende de su red de cobre

14 de enero de 2022

Telefónica ha acordado la venta de parte de su red de cobre, por la que prestaba los extintos servicios de ADSL y telefonía fija antes de la eclosión de la fibra óptica, al fondo Macquarie, según fuentes financieras. Ha obtenido por ello unos 200 millones de euros y se libera así de inversiones para actualizar esta infraestructura ya obsoleta.

Compartir en:

Como se sabe, Telefonica ha ido desplegando su red de fibra óptica que, proporciona servicio a unos 4,8 millones de clientes, lo que le permite abandonar en 2025 el cobre, el material que sustentaba la anterior tecnología de conexión de banda ancha en España, que contaba con 1,1 millones de accesos minoristas a internet sustentados en la tecnología ADSL. Estos clientes logran el acceso a través de la red de cobre, la mayoría de ellos en zonas donde la operadora todavía no ha desplegado su actual infraestructura de alta velocidad. Precisamente en agosto la compañía comunicó el cierre de 1.000 centrales en el primer semestre, lo que equivale al desmantelamiento de 65.000 toneladas de cobre. Telefónica consigue un ahorro relevante en consumo energético y mejoras en la eficiencia.

El comprador, el gigante del capital riesgo Macquaire, eleva con la compra su apuesta por uno de los activos estrella en España en los últimos años: las redes de telefonía. Ahora deberá agilizar la transformación de estas redes en fibra óptica para reforzar sus intereses en este activo.
Telefónica, por su parte, logra Cicero beneficio de una red con una tecnología anticuada, pero que tiene interés para Macquarie. El gigante australiano, de hecho, es el mayor accionista del operador mayorista Onivia, con una red de fibra que llega a 2,1 millones hogares a través de una red de 8.400 kilómetros. En principio Macquarie adquirirá esta red directamente y no a través de su filial.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda